noviembre 12, 2020

Familias italianas se encargaron de establecer y fundar a principios del año 1900 la multiculturalidad representativa de la localidad de Capitán Pastene, ubicada en la comuna de Lumaco, región de la Araucanía, donde se preserva y conjuga lo mejor de la tradición italiana, criolla y mapuche. 

La tradición italiana tiene un factor clave: su gastronomía. Y es ese mismo factor el que han ido potenciando por décadas las familias de este pequeño pueblo, como es el caso del Ristorante Patrimonial y Emporio Montecorone, reconocido por la fabricación de prosciutto y otras cecinas italianas. Mabel Flores y Angelo Lubini, esposos y dueños de este gran emprendimiento familiar, recibieron toda la herencia cultural de parte de sus padres y abuelos para ampliar este negocio. 

En el año 2004, Lubini comenzó la producción de los jamones en el subterráneo de su casa -en la que hoy tiene una moderna fábrica que permite entregar unos mil quinientos jamones cada año-, lo que lo llevó a posteriormente expandir su negocio a la elaboración de otras cecinas italianas, pastas y pizzas para concretar, en el año 2010, la inauguración de su restaurante. 

“Nosotros como Ristorante Patrimonial y Emporio Montecorone entregamos más que una comida, una historia y cultura a través de nuestros platos”, describe Mabel Flores, encargada de este negocio familiar.

El encuentro cultural de sus productos se puede conseguir en el prosciutto con merkén, que cuenta con Denominación de Origen y conjuga lo mejor de las tradiciones consolidadas en este pequeño pueblo.

La realidad de los comercios durante esta época de pandemia los ha llevado a redefinirse ante la crisis, y el Ristorante Patrimonial y Emporio Montecorone dio un giro a la forma de comercializar sus productos. Comenzaron a vender en un canal online con servicio de delivery, y por el lado del restaurante, desde septiembre, comenzaron a recibir algunos comensales con todas las medidas sanitarias correspondientes. 

La reactivación de la economía ha sido uno de los principales temas abordados por diferentes actores y en este aspecto, CMPC asumió este compromiso con la iniciativa Arriba Todos Juntos, que desde el mes de agosto inició con la primera etapa de tres, denominada “Preparándonos para Salir”, que entregó en la comuna de Lumaco 25 kits de higiene.

La primera fase del programa ha servido para que los emprendedores y negocios de Lumaco, puedan tener un retorno seguro de sus actividades, el Montecorone es uno de ellos.

“Cuando uno es emprendedor debe tener la fuerza para sortear los momentos difíciles, de eso se trata un emprendedor. Si se cae, volver a levantarse, y esto ha sido un aprendizaje. El emprendedor está lleno de energía”, asegura Flores quien además invita a todas las personas a creer en la producción nacional durante esta época. 

 “A pesar de todo lo que ha sucedido, esto para uno es un ánimo y apretón de manos de parte de CMPC. Cuando nos llaman y nos comunican que nos iban a ayudar con todo esto, para nosotros fue como no sentirnos tan solos. Nos ayuda mucho”, afirma.