diciembre 16, 2020

Nueve exitosos años tuvo Rosa Fuentes, una emprendedora de tomo y lomo que en 2010 vendió su casa y un negocio de pollo asado que tenía para seguir su sueño: ser la dueña de los 36 locales del famoso Persa de Puente Alto (en la región Metropolitana), ubicado en Balmaceda 56.

Todo iba viento en popa, hasta que en octubre de 2019 el estallido social cambió el panorama comercial y de la seguridad de la comuna. “Sufrimos destrozos, nos robaron, muchos locatarios se tuvieron que ir. Hoy tengo deteriorado el techo del Persa porque los ladrones se subían arriba”, asegura.

Apenas se empezaba a recuperar, llegó en marzo una situación que la remeció aún más: la pandemia por coronavirus. 

Puente Alto ha sido la comuna de Chile que más tiempo ha pasado en cuarentena, hecho que obligó a Rosa a cerrar las puertas de todos los locales que ella arrienda. “No estaba preparada económicamente. Gracias a Dios estamos todos sanos porque hemos sido muy cuidadosos, pero económicamente nos golpeó muy fuerte”, cuenta, hecho que hoy la mantiene con una deuda pendiente por el galpón que arrienda.

Y es que mantener el comercio cerrado por ocho meses no es fácil, pero “los locatarios y su empeño nos han sacado adelante”, confiesa emocionada. En esa línea, el mayor gasto que ha tenido la administración del Persa y sus locatarios ha sido para insumos de protección y sanitización.

La realidad de Rosa y los 36 emprendedores del Persa se replica a lo largo de toda la comuna y del país. Es por eso, y siguiendo el compromiso que tiene con las comunidades en las que está presente, que la empresa CMPC desarrolló el plan Arriba Todos Juntos en Puente Alto, iniciativa que busca reactivar la economía local a través de la entrega de kits con insumos sanitarios y señalética con los debidos protocolos para evitar el contagio entre trabajadores y clientes, así como también otorgar capacitaciones que certifiquen que los locales cumplan las normas sanitarias. 

Tras un extenso levantamiento de información –realizado con la ayuda de los representantes del Consejo Regional de la provincia de Cordillera de la Asech- CMPC entregó este miércoles 16 de diciembre la entrega de kits a 21 de los cerca de 50 emprendedores que se verán beneficiados con la iniciativa. 

Durante las próximas semanas se realizará la entrega de los kits restantes.

“Los locatarios se juntaban para reunir plata para comprar desinfectantes, hoy gracias a Arriba Todos Juntos tenemos un aporte que nos ayudará económicamente por mucho tiempo”, asegura la dueña de los locales del Persa.

Según el subgerente de Asuntos Públicos de CMPC, Francisco Torrealba, “la empresa está hace 100 años en Puente Alto. Hemos crecido juntos. Por eso, no podíamos hacer vista ciega a la realidad que vive la comuna debido a la pandemia y quisimos aportar con algo tan básico como son los insumos de protección personal e higiene, pero que para muchos emprendedores es la base para poder abrir sus puertas de manera segura”.

El programa Arriba Todos Juntos también se está desarrollando en diversas comunas de la zona centro sur de Chile en las regiones del Maule, Biobío y La Araucanía, beneficiando en total a más de 500 emprendedores, pequeños y medianos comerciantes y agentes del turismo que se han visto afectados por la crisis causada por la pandemia.