Donación de Pañales en Chile

Propósito Corporativo
CONSERVAR

--

ODS Impactado
1, 3

En julio de 2018 el Servicio de Impuestos Internos (SII), mediante una modificación a la normativa tributaria, permitió que los pañales que no podían ser comercializados por presentar pequeñas fallas en su embalaje o transporte, puedan ser donados a instituciones sin fines de lucro, llegando a personas en situación más vulnerable. Este cambio en la normativa permite que las empresas que entregan gratis estos productos pueden rebajar ese valor del monto total respecto del cual tributan.

Antes de esta modificación, los pañales – así como otros artículos de primera necesidad que hoy cubre la normativa- debían ser destruidos o llevados a rellenos sanitarios aún cuando podían cumplir con su vida útil. Si bien, no podían ser comercializados en el mercado por no cumplir estándares de calidad, su funcionalidad no se veía alterada.

El no poder venderlos, ni donarlos, aumentaba la cantidad de residuos producidos por la empresa, sin otorgarles un nuevo destino y uso. Por ello, esta iniciativa significa una oportunidad tanto desde una mirada social como medioambiental.

Desde esta fecha, CMPC -a través de su negocio Softys- dona pañales para bebés y para adultos. La donación es coordinada a través de la Red de Alimentos, organización privada sin fines de lucro que trabaja en Chile desde 2010 como el primer banco de alimentos y que es apoyada por CMPC. A la fecha coordina donaciones de 90 empresas hacia 223 organizaciones sociales. La Red de Alimentos rescata productos para el consumo humano que antes eran desechados y los distribuye a aquellos que lugares de mayor necesidad.

Por otra parte, CMPC también dona pañales de forma directa a fundaciones. Productos que mantienen intacta su funcionalidad.

En 2018, se donaron:

  • 568.666 pañales de adulto y bebé desde que se implementó esta iniciativa.
  • El monto donado asciende a USD 93.040.