julio 8, 2022

La perra de tres años se desempeñará junto a Daniela Acuña, Analista de Evaluación de Proyectos Sociales de CMPC, y la ayudará a caminar de manera segura dentro y fuera del edificio. 

Este martes 5 de julio el edificio corporativo de Agustinas, en la ciudad de Santiago, vivió la llegada de Noah, la perra de la raza labrador que se desempeñará como perro guía.

Como bien explica su usuaria, Daniela Acuña, Analista de Evaluación de Proyectos Sociales de CMPC, un perro guía es también un compañero para las personas con discapacidad visual y, en conjunto a su amo, desarrollan un trabajo colaborativo.

“Noah tiene tres años, fue entrenada como perro guía y está conmigo hace un mes. Ella llegó a mí porque soy una persona con discapacidad visual y será mi compañera de vida ayudándome a esquivar obstáculos y a caminar de manera segura”, dijo Daniela.

Según Belén Contreras, Jefe de Diversidad e Inclusión de CMPC, el compromiso de nuestra Compañía con D&I comenzó en 2020 y hemos trabajado estos años en desarrollar esta cultura que respeta y genera espacios seguros y accesibles para todas las personas.

“Su llegada nos desafió a poder preparar el espacio para que este proceso sea apto tanto para Noah y Daniela como para todo el equipo que convivimos en Agustinas. Ha sido muy interesante ver cómo los equipos han tomado esta noticia de la mejor manera, con una mirada de apoyo y disposición, lo que nos muestra que como CMPC estamos realmente abiertos a vivir la inclusión en el amplio sentido de la palabra”.

Desde el equipo de D&I han acompañado a Daniela durante todo este proceso, el que creen será el puntapié inicial para generar cada vez más oportunidades para que cualquier talento que quiera ser parte de nuestra fibra pueda serlo.

Daniela Acuña agradeció el proceso de integración que ha vivido en CMPC. “La recepción fue increíble y se mostró una inclusión de verdad. Ha sido un proceso de integración muy distinto al que se ve en otras empresas. He tenido todo el apoyo que para mí es súper importante”.

“Para mí era angustiante salir a caminar. Cuando te das cuenta que tendrás una compañera de vida que va a apoyarte con eso, es como respirar tranquila. Quisiera dejar un mensaje a todos y todas, y es que una discapacidad no debe de ser una limitación para que podamos lograr todas nuestras metas”, finalizó Daniela.