febrero 1, 2019

Estamos conscientes que la tormenta de fuego, provocada por los incendios forestales ocurridos en la zona centro-sur de Chile en 2017, no solo afectó significativamente la flora y fauna del país, sino también, generó una gran crisis para la preservación de la vegetación nativa. En ese sentido, CMPC se propuso dicho año alcanzar una gran meta: donar medio millón de plantas endémicas para reforestación.

Para alcanzar dicha meta, continuamos trabajando bajo el compromiso de recuperar patrimonio afectado por la catástrofe. Así, CMPC ya entregó en total 298.776 plantas nativas -160 mil en 2017 y 138.776 en 2018- a diversas organizaciones y más de 90 comunidades, como la Fundación Reforestemos, la Universidad de Chile, el Predio Pantanillo; además de colegios, agrupaciones de apicultores, municipalidades, juntas de vecinos, entre otros. Para 2019 la empresa estima que se donarán cerca de 150 mil plantas más.

Para poder llevar a cabo la entrega de las plantas, todas se cultivan previamente en el vivero Carlos Douglas de CMPC, ubicado en la región del Biobío. Ahí hemos sembrado 49 especies diferentes, como por ejemplo, el Arrayán,  Boldo, Canelo, Roble, Ruil, Matico, Litre, Radal, Laurel, entre otras.

Del total de especies, las que más ha donado CMPC han sido el Quillay con 74.613 ejemplares, el Hualo con 20.925 y el Peumo con 12.582.