mayo 18, 2018

Casi seis meses antes de que en Chile entrara en vigencia la nueva Ley de Inclusión Laboral que tiene por finalidad “promover una inclusión laboral eficaz de las personas en situación de discapacidad, tanto en el ámbito público como en el privado” y que plantea que las empresas con 100 o más trabajadores deben tener el 1% de su dotación con esa condición, CMPC comenzaba a prepararse para el nuevo reglamento.

El 17 de noviembre de 2017, la empresa  le dio la bienvenida a cuatro jóvenes que serían, desde de ese minuto, parte del área de Recuperación de la compañía en la planta de Envases Impresos ubicada en la comuna de Buin, en la región Metropolitana.

Nicolás y Luis Seguel son hermanos y poseen una discapacidad cognitiva, al igual que Bryan Mosqueira. Rodrigo Muñoz, por su parte, tiene síndrome de Down. Sin embargo, eso no ha sido ningún impedimento para que los cuatro jóvenes sean un verdadero aporte para la empresa al realizar trabajos que las máquinas no pueden hacer, como el desgaje, pegado y selección de cajas, procesos necesarios para la correcta entrega de productos a los clientes.

Pese a que dicho plan piloto pertenece sólo a Envases Impresos, está ligado a la política global de CMPC, que de los cerca de 17 mil trabajadores que tiene la empresa, 130 tienen algún tipo de discapacidad (120 son hombres y 10 son mujeres).

Mira el video para conocer más sobre la iniciativa.