noviembre 11, 2020

“El incendio cuando llegó nos dejó a brazos cruzados, llegamos a un lugar donde había cenizas y escombros”, recuerda muy emocionada como si estuviera reviviendo esos trágicos momentos Mónica Sepúlveda, presidenta de la Junta de Vecinos de Santa Olga.

Antes de 2017 Santa Olga era una localidad que pocos conocían que era parte de la comuna de Constitución en la región del Maule, pero luego de ese verano, hace casi cuatro años, se convirtió en el símbolo de la devastación que causó un megaincendio, donde cerca de cinco mil personas que habitaban esta zona fueron testigos de cómo las llamas y los vientos consumían, minuto a minuto, más de mil viviendas y, con ello, los sueños de sus familias. 

Hoy, mientras Mónica recorre las calles de Santa Olga comenta cómo ha sido el proceso de reconstrucción, abarcando lo estructural, pero con especial énfasis en restituir la calidad de vida de sus habitantes. 

Dotar de la infraestructura básica para las familias de esta localidad fue el punto de partida que unió a autoridades, empresas privadas y a los mismos pobladores. Así se levantaron viviendas, el Liceo Polivalente Enrique Mac Iver, calles, caminos y dos sedes sociales, pero aún faltaba un lugar de reunión al aire libre para las familias de la zona.

Es por eso que hoy se inauguró el Parque Urbano Santa Olga, que CMPC en conjunto con el arquitecto Matías Zegers y la Universidad San Sebastián, realizaron el diseño arquitectónico y construcción del lugar que tiene una extensión de 1,5 hectáreas de superficie. Además, cuenta con una plaza central que conecta al público con senderos, vías que conducen a los visitantes a zonas de juegos, de ejercicios, a un anfiteatro y a espacios de descanso y miradores. 

En la ceremonia de inauguración del parque Santa Olga estuvieron presentes el gobernador de la provincia de Talca, Felipe Donoso; el seremi de Vivienda y Urbanismo, Gonzalo Montero; el alcalde de la comuna de Constitución, Carlos Valenzuela; al director regional de Conaf, Roberto Mena; el presidente de Empresas CMPC, Luis Felipe Gazitúa; el gerente general de Empresas CMPC, Francisco Ruiz-Tagle; la directora ejecutiva de la Fundación Reforestemos, Suzanne Wylie; el director ejecutivo de Desafío Levantemos Chile, Nicolás Birrel; y el exsubsecretario de Obras Públicas y ex Coordinador Nacional para la Reconstrucción de las zonas afectadas por los incendios forestales de 2017, Sergio Galilea.

El presidente de Empresas CMPC, Luis Felipe Gazitúa, explicó que “para nuestra empresa, ser parte de la reconstrucción de Santa Olga es un hecho concreto que grafica nuestro compromiso con nuestros vecinos, especialmente en momentos tan complejos como este. Durante estos años hemos admirado la capacidad resiliente de los vecinos para salir adelante y volver a levantarse después de una tragedia como esta. Para nosotros es un orgullo haber podido llevar adelante este lindo desafío de la mano de la comunidad”.

“Cuando dijimos que teníamos que hacer de la tragedia una oportunidad, nunca nos imaginamos que íbamos a alcanzar un nivel de reconstrucción tan importante como el que hoy día vive Santa Olga. Con la llegada de tantas empresas, especialmente CMPC, que fue el primero en mandar un mensaje positivo. Donde estamos aquí parados, con un parque que nunca nos imaginamos, es sinónimo de alegría y un gran ejemplo para el país. Esto es asociatividad, creernos el cuento, es responsabilidad social empresarial de manera tangible y de una forma tan linda como esta”, explica Carlos Valenzuela, alcalde de Constitución. 

El parque cuenta también en su explanada con una gran pasarela de madera de 5 metros de ancho y 80 metros de largo, que remata con una saliente de 40 metros de altura que mira la quebrada del río Purapel. Sumado a esto, el diseño paisajístico es una de las características distintivas de este espacio que tomó plantas y hierbas recuperadas. Zegers explica que en los parques siempre hay situaciones distintas que uno se va encontrando, lugares más íntimos “con la diferencia que estos lugares en el proyecto son jardines íntimos de las casas que existían antes del incendio”.

Plan de incendios

Durante la ceremonia se plantaron simbólicamente árboles nativos de la región, pues el Parque se reforestó también con estas especies provenientes del vivero Carlos Douglas de CMPC, ubicado en la región del Biobío. 

Esta última etapa contó con el apoyo de la comunidad. “Nos juntamos aquí a ayudar y a cooperar, el día de mañana ver ese arbolito y decir: aquí estuvimos nosotros y ayudamos a hacer esto”, asegura Mónica Panchilla, vecina de Santa Olga.  

“Esto es espectacular. La gente en la temporada de verano se va a venir aquí con sus mesitas a la orilla del río, a comerse un asadito” dice Marta Rivera, vecina de Santa Olga, quien valora el hecho que el parque se haya ido formando de la mano con los lugareños del sector.

El énfasis de seguir extendiendo la plantación de bosque nativo en la región pasa porque tal como quedó demostrado en este siniestro que impactó a la región, los incendios afectan a todos y no distinguen especies.

Por ello, en la ocasión CMPC firmó un convenio con la Fundación Reforestemos para ayudar a proteger el medioambiente, la biodiversidad y el cuidado y preservación de la vegetación nativa. 

La directora ejecutiva de la Fundación Reforestemos, Suzanne Wylie, señaló que “el cambio climático ha significado un evidente incremento en los riesgos de generación y propagación de incendios forestales, los que afectan fuertemente al patrimonio natural de todos, sin discriminación alguna. Como Fundación Reforestemos, estamos convencidos de que la colaboración multisectorial es clave para prevenirlos, donde cada actor aporta con su experiencia y expertiz”. 

Por su parte, Luis Felipe Gazitúa, presidente de Empresas CMPC señaló que “en CMPC tomamos los compromisos muy en serio, al igual que lo hacemos con la dura tarea de prevenir y combatir los incendios rurales, así como en la recuperación y restauración de las zonas afectadas por ellos. Un ejemplo vivo de esto es la Reserva Los Ruiles, donde nuestro equipo silvícola ha trabajado arduamente en su recuperación, incluso duplicando su superficie y superando a la fecha las 300 hectáreas de zona protegida en la región del Maule”.

También el ejecutivo aprovechó la oportunidad de anunciar el plan de incendios de la compañía para la temporada 2020-2021, el que contará este año por primera vez con una brigada forestal central que tendrá como base operativa la región Metropolitana. Esta brigada central estará a disposición de las emergencias y además realizará actividades de prevención y educación para que la ciudadanía ayude a proteger los parques y cerros metropolitanos.

A esto se suma que CMPC seguirá colaborando en el combate de incendios con más de mil brigadistas y una veintena de aeronaves. 

 

Arriba Todos Juntos

Desde que la pandemia por coronavirus se instaló en Chile en marzo pasado, María del Carmen Leal, oriunda de la comuna de Laja, región del Biobío, pasó cinco meses sin poder abrir su negocio, la Librería Leal.

Esta tienda que comenzó hace 55 años como un espacio de intercambio de revistas, logró transformarse en lo que se conoce hoy en día como una librería: vende desde artículos escolares, de oficina y regalos.

Pero su éxito se vio frenado con la llegada del nuevo virus. “Redujimos las jornadas a la mitad y tuvimos que despedir a una persona”, confiesa.

Pero hoy ve la situación con más optimismo. La Librería Leal de Laja ya cuenta con todas las medidas sanitarias para evitar posibles contagios por coronavirus y para recibir de nuevo a sus clientes.

En agosto, María del Carmen fue contactada por ejecutivos de CMPC para presentarle el plan Arriba Todos Juntos, que consiste precisamente en apoyar a pequeños y medianos emprendedores y agentes del turismo de las regiones del Biobío y La Araucanía con implementos de aseo e higiene, además de señalética con mensajes que refuerzan los protocolos de prevención, como lavado de manos frecuente, uso obligatorio de mascarillas, distanciamiento social, entre otros.

Este plan busca la reactivación económica en cada zona de manera segura, tanto para los emprendedores como para sus clientes, cuando las autoridades permitan la reapertura de los locales comerciales y turísticos.

El proyecto beneficiará a más de 500 emprendedores de 14 comunas de las regiones anteriormente mencionadas, siendo estas: Carahue, Toltén, Contulmo, Lumaco, Cañete, Angol, Victoria, Collipulli, Loncoche, Temuco, Los Ángeles, Laja, Nacimiento y Renaico.

También, la iniciativa se replicará en la comuna de Puente Alto en la región Metropolitana en las próximas semanas.

Así, Arriba Todos Juntos -que contempla un presupuesto de cerca de US$1 millón- contempla tres etapas: “Preparación para volver a salir”, la que busca disponer de elementos de protección y prevención de contagios; “Plan de emprendimiento”, que considera entregar herramientas y oportunidades para el desarrollo laboral y de negocios; y “Plan de destino”, el que apunta a invitar a la ciudadanía, tanto local como del resto del país, a redescubrir las zonas anteriormente mencionadas, destacando sus atractivos turísticos y comerciales.

El 1 de octubre, en el Ristorante Patrimonial y Emporio Montecorone de la localidad de Capitán Pastene, comuna de Lumaco, región de La Araucanía, -uno de los emprendimientos beneficiados por el programa-, CMPC lanzó oficialmente Arriba Todos Juntos.

La ceremonia contó con la participación del intendente de la región de La Araucanía, Víctor Manoli; del gobernador de Malleco, Juan Carlos Beltrán; del alcalde de Lumaco, Manuel Painequeo; del subsecretario de Turismo, José Luis Uriarte; del seremi de Economía, Francisco López; del seremi de Artes, Cultura y Patrimonio, Enzo Cortezzi; del director regional del Sernatur, César González; del gerente de Asuntos Públicos y Sostenibilidad de CMPC Celulosa, Augusto Robert; representantes y socios de la Cámara de Comercio y Turismo de Capitán Pastene; y emprendedores beneficiados.

Al igual que María del Carmen Leal, Cecilia Lagos de las Cabañas Alto los Corrales de Angol; Isolina Huenulao de la Viña Wuampuhue de Carahue; Dania Morales de Etnoturismo Huapitrio de Collipulli; Silvana Benítez de Bistró Casa Kortwich de Contulmo; Práxedes Zapata de Cabañas Peumayen de Toltén; Marlon Herrera de Bon Appetit Trattoria de Victoria, entre otros, son algunos de los beneficiados por el programa. Conoce sus historias en el Inicio de nuestra web.

Arriba Todos Juntos es una iniciativa más de las que CMPC ha desarrollado desde comienzo de año en el marco de la crisis por coronavirus. Acá el detalle de cada una de ellas.

Mascarillas para Latinoamérica

Con el propósito de poder aportar al cuidado de las personas en los países que está presente, especialmente en esta época de pandemia por coronavirus, CMPC ha donado 16.450.000 mascarillas del tipo quirúrgicas en los distintos países latinoamericanos en los que opera.

En Argentina se han donado 2.800.000 mascarillas; en México 2.000.000; en Perú 3.400.000; en Brasil 4.500.00 y en Chile 3.750.000.

En el caso de Chile, del total donado a la fecha, 3 millones fueron entregadas a la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast) con el fin de que la institución las distribuya en centros de salud pública e instituciones que la entidad estime conveniente. Otras 400 mil fueron entregadas al Servicio Nacional Electoral -a través de la Cenabast- para que en el plebiscito llevado a cabo el 25 de octubre pasado se distribuyeran entre los vocales de mesa de todo el país -al igual que 42 mil botellas de alcohol gel- para el cuidado de los participantes en la jornada electoral. Y otras 350 mil mascarillas han sido donadas a la comunidad chilena, como por ejemplo en Puente Alto, en la región Metropolitana, donde fueron entregadas a las juntas de vecinos y hogares de adultos mayores de la comuna; al Ministerio de Justicia para ser distribuidas entre los funcionarios de salud de Gendarmería; a la Fundación Teletón para repartir a familias en todo el país; y en la zona sur -donde CMPC tiene operaciones- a distintas localidades de las regiones del Biobío y La Araucanía, entre ellas, Los Ángeles, Angol, Nacimiento, Collipulli, Mulchén y Negrete.

CMPC Solidaria

Otra iniciativa que busca ayudar a quienes se han visto más afectados por la crisis del coronavirus es “CMPC Solidaria”.

El proyecto consta de la entrega de almuerzos a adultos mayores de las comunas en las que CMPC tiene presencia industrial y forestal en el sur de Chile, muchos de los cuales se encuentran hoy con dificultades para cubrir sus necesidades básicas.

Los almuerzos solidarios se realizaron de lunes a domingo durante los meses de julio y septiembre, en 6 comunas de las regiones del Biobío y La Araucanía, siendo preparadas cada día entre 60 y 150 raciones por comuna. Esto suma más de 55 mil comidas en esos tres meses. Así también se están repartiendo almuerzos solidarios en la comuna de Puente Alto y también en el sector de Bajos de Mena en esa misma comuna de la Región Metropolitana. Entre ambas iniciativas, a la fecha se han entregado 300 mil almuerzos.

Además, el proyecto busca reactivar a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) locales, por lo que se contrató para estos servicios de preparación de alimentos a cocinerías, y para la distribución de las comidas a transportes y furgones escolares de cada sector, llegando así directamente a la casa de cada adulto mayor.

Todos los procesos de CMPC Solidaria cuentan con el cumplimiento de estrictos protocolos de prevención de contagios, ya sea por parte de los voluntarios de CMPC y de las pymes contratadas.

Apoyo a la población de riesgo

A esta iniciativa, y con el fin de ayudar en el cuidado de la población más vulnerable en el marco de la crisis de salud, CMPC, también a través de Softys, se suma la donación al Servicio Nacional del Adulto Mayor de Chile (Senama) de 100 mil unidades de pañales de adultos Cotidian y mil unidades de botellas de alcohol gel Elite Profesional de 1 litro.

Será el Senama el encargado de distribuir esta ayuda, la que será entregada por la entidad pública en las regiones más afectadas por la enfermedad, es decir, La Araucanía, Biobío, Ñuble y Metropolitana.

También, el 28 de abril la empresa oficializó en el Palacio de La Moneda su aporte a nueve hogares del Servicio Nacional de Menores de Chile (Sename) que consta de elementos de higiene y prevención, como alcohol gel, guantes quirúrgicos, mascarillas, pecheras y protectores faciales y que beneficiará a 251 niños y niñas altamente vulnerables de hogares de las comunas de Puente Alto (3 hogares), Los Ángeles (4), Collipulli (1) y Cañete (1).

Siguiendo esa línea, la empresa también donó el 30 de abril a la Municipalidad de Talagante (Región Metropolitana) 30 litros de jabón líquido, 30 litros de alcohol gel, 60 rollos de toallas de papel, 100 paquetes de toallas húmedas, 200 rollos de papel higiénico y mil mascarillas.

También, CMPC donó 100 mil pañales a la Teletón, para ser repartidos entre las familias de la institución.

Asimismo, a principios de septiembre, la empresa oficializó su aporte para habilitar y mejorar las condiciones de la Residencia Espejo Transitoria de Puente Ato, lugar en el que personas de tercera edad podrán residir transitoriamente mientras realizan cuarentena por coronavirus, y gracias a la donación de CMPC contarán con un espacio equipado, cómodo y seguro.

Protección a recicladores

Además, CMPC, comprometida con los recicladores de base de Chile, donó junto con el Ministerio de Medio Ambiente y la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) 250 kits de higiene y cuidado personal, y junto con la Municipalidad de Santiago oficializó el aporte de otros 250 kits y canastas de alimentos para los recicladores de base que tienen relación con la empresa a través de su filial Fibras, la mayor recicladora de papeles y cartones del país.

Sanitizado de calles y espacios públicos

Por otro lado, continuando con el compromiso que tiene CMPC con sus vecinos, la empresa está tomando medidas sanitarias en las comunas chilenas de Puente Alto y Buin (Región Metropolitana), Santa Juana, Santa Bárbara, Quilaco, Contulmo, Tirúa, San Rosendo, Nacimiento, Laja, Los Ángeles y Mulchén (Región del Biobío); Angol, Los Sauces, Collipulli, Ercilla, Victoria, Nueva Imperial, Cunco, Chol Chol, Carahue, Toltén, Loncoche, Cañete, Gorbea y Villa Mininco (Región de La Araucanía), como la desinfección en espacios comunes, entradas de centros de salud, entradas de las plantas de la empresa, y en las calles más concurridas.

Clínicas Móviles

También, junto con Desafío Levantemos Chile, la empresa habilitó desde abril a septiembre ocho “Clínicas Móviles”, iniciativa que buscó descongestionar la red de salud pública y privada de la región de La Araucanía, además de la comuna de Puente Alto en la Región Metropolitana, a través de furgones que permitieron llevar asistencia médica a casas particulares, obtener remedios, vacunarse contra la influenza e incluso hacer testeos del coronavirus sin necesidad de salir de sus casas.

En total, las Clínicas Móviles recorrieron más de 34 mil kilómetros, lo que equivale a la distancia de ida y vuelta entre Chile y Japón.

Hospital de campaña en el sur de Chile

Desde marzo de este año, la empresa realizó la readecuación de sus ex oficinas en la ciudad de Los Ángeles, región del Biobío, Chile, con el fin de transformarlas en un hospital de campaña que busca ayudar al servicio de salud regional a descongestionar el Complejo Asistencia Dr. Víctor Ríos Ruiz, atendiendo a pacientes de baja y mediana complejidad.

El 4 de junio, CMPC entregó el recinto ubicado en Avenida Alemania, totalmente habilitado, a las autoridades sanitarias regionales.

Las dependencias fueron habilitadas con espacios clínicos, una sala de reanimación, residencia del personal, revestimiento de interiores, mobiliario clínico y administrativo, además de artefactos y accesorios de baños, con habilitación de agua potable, fría y caliente.

COMPROMETIDOS CON NUESTROS TRABAJADORES

Como empresa también hemos tomado distintas medidas y hemos generado diversas acciones que permitan cuidar de nuestros trabajadores y también continuar con la elaboración de nuestros productos que hoy en día son tan necesarios para las personas.

Es de suma importancia la continuidad de nuestras operaciones, ya que los productos que fabricamos -como la celulosa, los productos tissue, cartulinas, maderas, entre otros- son clave para la elaboración de artículos tan necesarios para la sociedad hoy en día, como mascarillas, pañales, papel higiénico, envases para alimentos o medicamentos, etc.

Es por eso, que CMPC ha desplegado desde febrero protocolos progresivos de manejo interno que aseguren el total cumplimiento de las recomendaciones de autoridades sanitarias a nivel mundial y local. Dichos protocolos se han ido actualizando periódicamente según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, de las autoridades de la salud en cada uno de los países donde la empresa opera y las mejores experiencias internacionales.

Las medidas de cuidado y protección para todo el equipo de CMPC, en todos los países donde operamos, incluyen implementación de home office para personal administrativo -medida que se lleva a cabo desde el 16 de marzo y que ha tenido muy buenos resultados-, adecuación de turnos operacionales para reducir al máximo el contacto al interior de nuestras plantas e implantación de protocolos para los servicios de limpieza, alimentos y transporte.

Dentro de las medidas que se han tomado en cada planta se encuentran tareas intensas y permanentes de sanitización, control de que en los espacios públicos se eviten conglomeraciones, se han establecido demarcaciones de distancia para evitar el contacto físico entre colaboradores, aumento del número de buses de traslado para que se congreguen menos personas dentro de ellos, entre otras. Permanentemente se están analizando nuevas medidas para ser incorporadas y así disminuir los riesgos de contagio del virus.

Sin la labor que realizan a diario todos los colaboradores que continúan trabajando en las plantas y faenas -bajo todas las medidas de seguridad e higiene impuestas en los protocolos- no sería posible la continuidad de las operaciones para mantener la cadena productiva a servicio de la sociedad. A ellos, ¡muchas gracias!

Adicionalmente, se han cancelado los viajes nacionales e internacionales, privilegiando las reuniones virtuales, ya sea por teléfono o videoconferencia. La asistencia a eventos también ha sido suspendida hasta nuevo aviso.

Para mantener informados a los colaboradores de la compañía, el gerente general de CMPC, Francisco Ruiz-Tagle, ha realizado Diálogos a través de videoconferencia, acompañado del doctor Carlos Pérez, decano de la facultad de Medicina de la Universidad San Sebastián, y especialista en enfermedades infecciosas, con colaboradores de diversas plantas de las tres áreas de negocios.

La compañía sigue muy atenta a la evolución y el impacto del Coronavirus en los distintos mercados donde opera, con el fin de poder generar las medidas que permitan afrontar esta situación de manera rápida y responsable.