noviembre 7, 2022

En la jornada participaron representantes de HIPPY hispanoparlante de Estados Unidos, Paraguay, Argentina y Chile, quienes intercambiaron experiencias del programa que busca empoderar a padres, madres y cuidadores como primeros educadores.

“Cómo gestionamos la motivación de las familias en HIPPY”, fue el eje central del Encuentro Anual de tutoras HIPPY LATAM, que reunió a más de 120 tutoras representantes de Paraguay, Argentina, Estados Unidos y Chile, quienes aprovecharon la oportunidad para intercambiar estrategias y experiencias en el programa.

HIPPY -denominado así por su nombre en inglés Home Instruction for Parents of Preschool Youngsters- es un programa de visitas domiciliarias que surgió en Israel hace 50 años y que actualmente tiene presencia en 15 países.

Al inicio de la jornada, el CEO de HIPPY Internacional, Benny Feifel, también se conectó al encuentro desde Israel, quien destacó el rol de las tutoras en cada país. Enfatizó en la gran responsabilidad que éstas tienen, ya que son las encargadas de educar a padres, madres y cuidadores, para que sean los primeros educadores de sus hijos e hijas. Es decir, “ellas son la base del programa HIPPY”, afirmó.

Este programa busca empoderar a los padres, madres y/o cuidadores para que sean los primeros educadores y formadores de sus hijos/as, promoviendo el desarrollo del lenguaje, motor cognitivo y socioemocional de niños/as de entre dos y cuatro años.

Siguiendo la línea de su objetivo, durante el encuentro se buscó compartir y visibilizar entre todos los asistentes los avances de los niños/as. Cada país comentó su estrategia para fortalecer el trabajo con los padres para permanecer en el programa y para mantener la flexibilidad con las tareas, horarios y contexto dependiendo de la situación de cada familia.

“Es maravilloso ver cómo HIPPY funciona en distintos contextos. HIPPY tiene estos pilares que son iguales en todas partes, entre los cuales está el rol de la tutora comunitaria. Es uno de los elementos que nos fascinó originalmente de HIPPY y que uno confirma cada vez que escucha a estas grandes mujeres hablar con amor del programa y de cómo van construyéndolo día a día desde las interacciones con sus familias”, expresó Carolina Andueza, directora ejecutiva de Fundación CMPC, quien ofició de moderadora del encuentro anual.

Intervenciones

Durante esta instancia, las tutoras, quienes fueron las protagonistas de este encuentro, trabajaron en grupo en torno a consejos para gestionar la motivación de las familias HIPPY.

Vanessa Jara, tutora HIPPY de Ercilla, señaló que para mantener el interés de las familias se debe hacer visible el logro de sus hijos e hijas e ir felicitando los avances. “Ir compartiendo los trabajos de los niños en grupos de whatsapp para motivar a otras mamás, demostrando que las actividades sí son realizables, son algunas de las acciones que también sirven”, indicó.

La tutora HIPPY de Cañete, Victoria Zambrano, sostuvo que “es importante que las tutoras puedan compartir su propia experiencia para hacer ver a las mamás que las actividades son fáciles de realizar, entretenidas y adecuadas a la edad de los niños”.

Para Doris Venega, tutora HIPPY de Chiguayante, también es de suma importancia mantener el diálogo constante con las familias, utilizando mensajes motivacionales semanalmente. “Ir reconociendo también los avances y logros de las familias y sus hijos/as, así se ganan confianza y seguridad, y se motivan a continuar”, señaló.

Desde Loncoche, la tutora Linda Parra, comentó la importancia de motivar a las familias, utilizando distintas estrategias como la anticipación a las familias de los materiales y libros próximos que tiene el programa para que puedan seguir estimulando a sus hijos en casa y persistir en la continuidad del programa.

Valeria Sáez, tutora HIPPY de Renaico, indicó que una de las herramientas que funcionan para motivar a las familias es realizar las visitas domiciliarias en horarios en que las familias tienen tiempos libres, ir con una actitud positiva y compartir experiencias de sus propios hijos/as.

En Traiguén, las tutoras María José Fuentes y Francisca Sánchez, resaltaron que una de las formas de mantener el compromiso de las familias es a través de la permanencia del equipo de tutoras, ya que la consolidación de lazos y confianza, promueve que éstas se mantengan.

Finalmente, las directoras de HIPPY de cada país presentaron las acciones más relevantes que han realizado durante el año y qué han significado para el desarrollo de los hijos/as de las familias participantes. Destacaron, por ejemplo, el crecimiento en cada uno de sus países, llegando incluso a más de 4.675 familias hispanas en HIPPY Estados Unidos en el año escolar 2021-2022.