marzo 21, 2022

El delantero habló y respondió preguntas de los 25 jugadores que integran el equipo, el que trabaja para sumarse a un torneo a mitad de año en Bolivia. La actividad, organizada por CMPC, forma parte del programa de la compañía que busca dar apoyo a comunidades vecinas a través del deporte y la vida al aire libre.

Este martes llegó al Estadio Papelero de Puente Alto, perteneciente a CMPC, el delantero nacional
de Palestino, Luis Jiménez, quien compartió con los jóvenes que integran FC Bajos de Mena,
equipo que se formó a mediados de 2021 y que cuenta con 25 jóvenes jugadores, entre 14 y 18
años del sector sur de la capital, entre sus filas. Ahí, el reconocido jugador nacional conversó y
respondió preguntas de los jóvenes que entrenaban en el recinto de la compañía CMPC, uno de
los principales auspiciadores del equipo, los que no dudaron en sacarse fotografías y pedir videos
al delantero que tuvo exitosos pasos por conjuntos del fútbol italiano, inglés y del medio oriente.
Entre lo que fue la conversación del delantero de Palestino con los jóvenes, Jiménez confesó que
el mejor jugador con el que había compartido camarín en Europa fue Zlatan Ibrahimovic, con
quien coincidió en el Inter de Milán, y que su mejor partido había sido un derbi en esa misma
escuadra contra el AC Milan, donde fue titular en una cancha llena de estrellas mundiales como
Kaka, Andrea Pirlo, Gennaro Gatusso, Esteban Cambiasso, Javier Zanetti y el mismo Ibrahimovic, y
que terminó con una victoria de su equipo por 2-1
“Me da alegría esta actividad porque se ve que lo están pasando bien, disfrutan (los jugadores),
puedo notar que están haciendo algo que les gusta. Me dio mucho gusto juntarme con ellos”,
contó Luis Jiménez tras el encuentro. “Creo que iniciativas como esta son super importantes
porque los jóvenes pueden conseguir valores que no consiguen en otros lados. Además, hacer
deporte siempre es positivo”, explicó el jugador.

El delantero, recientemente convocado por Martín Lasarte a la selección chilena, sostuvo que “a
través del deporte aprendí la disciplina, también la perseverancia. Esas dos cosas son
fundamentales para poder conseguir un objetivo siendo un profesional en el fútbol. Mi mensaje es
que hagan esto con pasión, con alegría, que sean perseverantes. No es fácil, pero si tienen un
sueño que luchen por él; nadie puede decirles que no lo van a lograr si tienen el objetivo de ser
profesionales; depende de ellos, de nadie más”.

El delantero de Palestino desde hace diez años tiene la Fundación Luis Jiménez, organización sin
fines de lucro que entrega herramientas y ayuda, a través del fútbol, a jóvenes de entre 5 y 17
años de la comuna de Estación Central y que este año abrirá una nueva sede en Colina.

Por otra parte, el entrenador de Bajos de Mena FC, Luis Moris, valoró la visita del profesional al
plantel: “Quedamos muy contentos porque esto se enmarca en lo que siempre hemos querido
para este proyecto: que los muchachos conozcan a deportistas dentro y fuera del futbol y que
puedan contagiarse con su experiencia, que sea una inyección de energía y ánimo para seguir
trabajando cada día más fuertes y comenzar a cumplir el sueño que tienen”.

Moris también contó que el equipo ya trabaja para lo que será un gran desafío en julio: asistir a un
campeonato en Bolivia en el que representarán a Chile y en el que se enfrentarán a equipos de
Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Perú y de los locales.

“Es una experiencia muy bonita, porque hay jóvenes que no tienen esta oportunidad. Aquí nos
enseñan valores y también otras herramientas. Es muy bueno porque ayudan a jóvenes que son
de bajos recursos y es difícil para algunos salir de la población. Esto nos ayuda bastante para tirar
para arriba, y es bacán porque ayuda a jóvenes como yo u otros que les gusta jugar a la pelota, fue
una experiencia espectacular”, contó Benjamín González, uno de los delanteros centro del equipo
tras participar de la actividad.

Mismo entusiasmo mostró Sebastián Zapata, defensa central de Bajos de Mena FC, quien valoró el
encuentro con una figura como lo es Luis Jiménez. “Fue muy bonito porque pudimos conocer a un
futbolista de categoría mundial y realmente fue bueno, porque nos enseña valores que no
conocíamos y nos motiva para seguir trabajando con los compañeros y el club. Personalmente, lo
que más rescato son los valores que te enseñan aquí, el respeto sin duda. Llegué no conociendo a
nadie y ahora somos como una familia. Estamos muy contentos y con ganas de llegar lo más lejos
posible”.

Actualmente, son dos los jugadores de Bajos de Mena FC los que se encuentran a prueba en
Cobresal, equipo del norte del país, tras ser vistos por reclutadores del club en los entrenamientos.
Se trata de Sebastián Zapata y Diego Castillo, quienes trabajan arduamente para llegar al futbol
profesional.

“Estamos muy felices de haber recibido a Luis Jiménez. Esperamos que este club sea exitoso en
cuanto a lo que los jóvenes quieran lograr. Aprender valores, convertirse en futbolistas
profesionales, lo que ellos quieran. Anhelamos que encuentren su mejor versión y estamos
confiados en que este club tendrá un impacto positivo en su vida y en su comunidad, además de
entregar a los jugadores las herramientas para llegar donde quieran”, explicó Pía Fernández, jefa
de vinculación de la Región Metropolitana de CMPC, al cierre de la actividad.

Fue en noviembre de 2021 cuando nació el Club Deportivo Social y Cultural Bajos de Mena o FC
Bajos de Mena con el objetivo de incentivar el deporte, la vida al aire libre e inculcar diversos
valores para el día a día a jóvenes de entre 14 y 18 años; un proyecto impulsado por Luis Moris,
quien hace más de 35 años vive en ese sector de Puente Alto.

Bajos de Mena FC continuará con sus entrenamientos de cara a lo que será el torneo a disputarse
en Bolivia a mitad de año. Son varios, por no decir todos, los jugadores que buscan ser
profesionales y que vieron en Luis Jiménez un gran ejemplo para lograr sus metas. Tal como contó
Sebastián Zapata, “quedamos muy contentos y con ganas de llegar lo más lejos posible. Voy a
luchar hasta lo que más pueda para ser futbolista profesional y, en el caso que se logre, estaré feliz
y sin duda nunca olvidaré Bajos de Mena”.