abril 30, 2021

El Comité de ONG sobre Desarrollo Sostenible-NY de la ONU organizó un encuentro internacional virtual para abordar los desafíos que enfrentó la educación producto del Covid-19 y las soluciones innovadoras que surgieron como respuesta a la crisis. 

En el foro, Carolina Andueza, directora ejecutiva de Fundación CMPC, presentó el exitoso desempeño que tuvo HIPPY Chile durante la pandemia. El programa pese a las circunstancias continuó con su misión de acortar la brecha educacional en la primera infancia y logró aumentar exponencialmente su cobertura.

El Comité de ONG sobre Desarrollo Sostenible-NY, es una organización sin fines de lucro, que tiene el propósito de monitorear e influir en la implementación de los compromisos y acuerdos adoptados por las Naciones Unidas relacionados con el desarrollo sostenible. Además, promueven y difunden información sobre esta materia a la comunidad de la ONG y al público general, para concientizar sobre la agenda de acción.

La instancia que contó con la asistencia de personas de múltiples países, tuvo a Margo Lazaro, presidenta y directora de NGOCSD-NY, a cargo de la bienvenida, quien manifestó la relevancia de las soluciones innovadoras a problemáticas que surgieron con la crisis sanitaria, además enfatizó sobre la oportunidad de llegar a un público mayor gracias a la conectividad digital.

En el comienzo de la reunión sobre “Nuevos Desafíos”, estuvo presente la Dra. Miriam Westheimer, directora de HIPPY Internacional, quien se refirió a la eficiente ejecución de la iniciativa, debido a la implementación de una plataforma virtual, incluso antes de la aparición del Covid-19. Por medio de ésta, señaló, pudieron mantener el contacto con los padres y los ayudaron a convertirse en los principales actores en la formación de sus hijos. Remarcando que “todo funcionó en pandemia por la fuerza que tienen esta red de líderes que están enfocados en la transformación de los padres”.

En segundo lugar, se presentó Carolina Andueza, única expositora perteneciente a un país de Latinoamérica, quien destacó el apoyo por parte de HIPPY Internacional en las capacitaciones y el exitoso desarrollo de HIPPY Chile durante la pandemia, “es impactante poder compartir internacionalmente nuestra experiencia en HIPPY Chile en pandemia. Nos llena de orgullo ser destacados dentro de estas iniciativas, sobre todo, como reconocimiento al esfuerzo que puso todo el equipo en migrar el programa a virtual y el compromiso de esas tutoras y cientos de familias que pusieron su dedicación a acompañar a sus niños y niñas en un contexto tan incierto, pero siempre pensando en positivo, en sus aprendizajes y futuro”.

También afirmó la progresión que ha logrado el programa en el país, que se inauguró el año 2018 solo en una ciudad de la Región Metropolitana con 37 beneficiados y actualmente, tres años más tarde, llega a 14 comunas, contando con la participación de 900 familias y el apoyo de los municipios y comunidades locales, para acercar los materiales educativos a los padres durante la emergencia sanitaria.

En la conferencia, Daria Kimuli, co-fundadora de la Escuela Primaria St. Philip Neri de Nairobi en Kenia, mostró el trabajo que realizan como institución en los sectores marginados y estigmatizados del país, a través del modelo Montessori de las Naciones Unidas. Sin embargo, el virus impactó en el desarrollo de sus actividades debido al cierre de todas las escuelas, donde fue muy difícil mantener el contacto con los estudiantes, porque hay zonas con problemas de conectividad, electricidad, acceso a los aparatos tecnológicos y muchos niños comenzaron a trabajar. Por lo implementaron los programas de visitas domiciliarias y asistencia de comida.

Respecto al modelo Montessori de las Naciones Unidas, Judith Cunningham, Fundadora de Juventud por un Mundo Mejor, explicó que este consiste en concientizar, enseñar y dar las herramientas a niños entre los 9 y 15 años sobre problemáticas globales y cómo ellos pueden tomar acción y generar un cambio. Debido al Covid-19, trasladaron el programa a formato virtual, lo que permitió que fuera más potente y llegara a más personas.

La educación está incluida en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, contenidos en la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU 2030 para «No dejar a nadie atrás».