diciembre 27, 2022

El presidente de la compañía acusó que “en las últimas semanas hemos podido presenciar cómo la mano humana está detrás de la mayoría de los incendios” y que no sólo se trata de negligencias o errores sino que “estamos frente a personas, mejor dicho delincuentes, que solo buscan hacer daño”.

Un gran despliegue de recursos técnicos y humanos se vivió esta mañana en la presentación de los recursos de combate de incendios para la temporada 2022-2023 de CMPC, en el aeródromo de la Base Trilahue, en la comuna de Cabrero.

Entre los presentes estuvo el presidente de Empresas CMPC, Luis Felipe Gazitúa, el gerente general, Francisco Ruiz-Tagle, la delegada presidencial de la provincia del Biobío, Paulina Purrán, junto a los alcaldes, Carlos Toloza (Nacimiento), José Sáez (Yumbel), Manuel Macaya (Collipulli) y Carlos Chandía (Coihueco).

En primer lugar, el Subgerente de Protección Forestal de CMPC, Raúl Serrano, presentó los recursos de esta temporada que contemplan aviones cisterna, helicópteros de transporte de brigada y traslado de agua, maquinaria terrestre, carros, brigadistas especializados y multipropósito.

Luego, el presidente de Empresas CMPC, explicó que “lo que nosotros hacemos es mirar año a año lo que hay en el mundo, mirar las mejores prácticas, mirar los softwares, equipos móviles como helicópteros, aviones y tratar de traer eso para que el trabajo sea el más eficiente y el más oportuno. Lograr extinguir un incendio en los primeros 15 minutos es una persona salvada, una casa salvada, un campo salvado y el medioambiente protegido”.

Asimismo, enfatizó en que el panorama no es alentador debido a la crisis climática y también a que “en las últimas semanas hemos podido presenciar cómo la mano humana está detrás de la mayoría de los incendios” y que no sólo se trata de negligencias o errores sino que “estamos frente a personas, mejor dicho delincuentes, que solo buscan hacer daño”. En esa línea, aseguró que “los brigadistas ahora necesitan recibir protección para realizar sus labores debido al nivel de violencia que enfrentamos en algunas zonas del Biobío y la Araucanía (…) en CMPC estamos haciendo y haremos todo lo que esté en nuestro alcance para que cuenten con las mejores y más seguras condiciones de trabajo”.

Por su parte, la Delegada Provincial de Biobío, Paulina Purrán, indicó que “nos encontramos en la Base Trilahue, de la comuna de Cabrero, haciendo reconocimiento de las herramientas con las que CMPC y los brigadistas van a trabajar en esta temporada alta de prevención de incendios. (…) El llamado a la comunidad es a prevenir los incendios y dar aviso en caso de sospecha».

Recursos

Si bien la temporada de incendios forestales se acrecienta en la época estival, el trabajo de preparación y prevención se realiza sin pausas, durante todo el año, para poder hacer frente a un fenómeno creciente de áreas incendiadas, donde casi el 75% son fenómenos intencionales, y el resto, accidentales o por negligencia, dejando solo un 1% como responsable a la naturaleza.

Ante esta realidad es que cada temporada se intensifican los sistemas de detección, y aumentan los recursos y tecnologías para combatir el fuego. Actualmente la compañía cuenta con: 22 Aeronaves, 1.220 helipistas y helipuntos gps, 32 pistas de aterrizaje y carguío de agua (propias y en convenio con Corma y Conaf), 441 fuentes de agua para carguío de helicópteros, 64 piscinas de carguío de aeronaves, 108 brigadas de combate terrestre, equipadas con agua y herramientas (51 brigadas fijas + 57 brigadas multipropósito), 12 brigadas cisternas, con capacidad de 10 mil litros, especializados para liquidación y 8 brigadas mecanizadas para construcción de cortafuegos.