marzo 28, 2022

Los Ángeles, Collipulli, Laja, Mulchén y Nacimiento participan de esta iniciativa, la que
permite a los vecinos inscribirse para la recolección de residuos reciclables en la puerta de
sus casas. El proyecto, impulsado por CMPC con apoyo de Kyklos y las distintas
municipalidades, funciona desde hace dos años y en 2021 logró revalorizar el 100% de las
17,5 toneladas de plásticos, metales, cartones y papeles recuperadas.

El tratamiento de los desechos es un tema recurrente en Chile. Según cifras del Reporte de Estado
del Medio Ambiente de 2021, en 2019 nuestro país generó 15,4 millones de toneladas de residuos
no peligrosos, de los que solo un 21% fue valorizado, ya sea a través del reciclaje (9,2%) u otras
alternativas como el compostaje.

Aunque en los últimos años ha habido avances en la reutilización de desechos, una gran parte aún
van directo a vertederos u otro tipo de recintos para su eliminación. Debido a esto, y en el marco
del Desafío Chile sin Basura 2040, CMPC se unió hace dos años a “Comuna sin Basura”, un
proyecto que se ha desarrollado en cinco comunas del sur de Chile – Los Ángeles, Collipulli, Laja,
Mulchén y Nacimiento – y que tiene como objetivo vincular y educar a los vecinos para revalorizar
los residuos domiciliarios generados en estos sectores.

Generalmente en las comunas hay sistema de reciclajes pero son precarios e insuficientes ya que
para algunas administraciones es difícil cubrir los costos de operación. Los gastos municipales
asociados a la recolección de basura y reciclaje se pagan desde las contribuciones, y en Chile la
tasa de recaudación por esa vía es baja, por lo que los municipios en su mayoría tienen pocos
recursos para ello.

“Para nosotros este proyecto es esencial para concientizar y colaborar en el manejo de los
residuos de estas comunas donde contamos con operaciones. Con pequeñas acciones como
instalar un centro de acopio y contar con la colaboración de gestores locales en cada comuna,
podemos llegar al 100% de la reutilización de residuos que anteriormente iban directo a los
vertedores o rellenos sanitarios. Si en 2021 fueron 17,5 las toneladas desviadas, esperamos que a
futuro sean cada vez más para mejorar la gestión de la basura en estas localidades y además, crear
conciencia en torno al manejo adecuado y al tamaño del problema que es la base de todo. Esta
iniciativa se complementa muy bien con nuestras propias metas en materia de residuos a
disposición final”, señaló el Gerente de Sostenibilidad de CMPC, Nicolás Gordon.

Desde Kyklos, el director ejecutivo, Hernán Hochschild, explicó que “la base de Comuna Sin Basura
radica en articular a los distintos actores y unir a los vecinos, motivándolos a través de una cultura
del reciclaje, para que descubran que separando sus residuos en sus propias casas dejan de ser
desechos. De esta manera, éstos se convierten en una oportunidad para preservar los materiales
del planeta y generar espacios de vinculación social”.

“Comuna sin basura” permite a los vecinos de las comunas adheridas inscribirse en este programa
para que se les faciliten depósitos especiales de reciclaje y de esta forma, puedan separar sus
residuos. Cada comuna cuenta con un equipo de gestores locales que se dedican a recolectar estos
materiales puerta a puerta y llevarlos a centros de acopio, donde son segregados para ser
revalorizados.

Una vez hecho este proceso, estos materiales pasan a estar a cargo de Sorepa, filial de CMPC
especializada en la recuperación de residuos, para que estos puedan ser reutilizados en los
procesos de producción de la compañía papelera. Cada año, CMPC logra rescatar cerca de 250 mil
toneladas de residuos en Chile y alrededor de 800 mil de todo el mundo, lo que equivale a 21
Estadios Nacionales llenos de material reciclado.