Las personas de la comuna de Nacimiento, en la Región del Biobío, tienen un motivo más para enorgullecerse. A las más de 5 hectáreas de espacios de naturaleza, senderos y recreación del nuevo Parque Alessandri Nacimiento, inaugurado en agosto pasado y que ya lleva más de 40 mil visitantes, se suma un reconocimiento especial por el impacto positivo en la comunidad. 

Esto, porque el Parque fue nominado entre los 3 finalistas del Premio Aporte Urbano 2021 (PAU), que organiza la Cámara Chilena de la Construcción, en la categoría “Mejor Proyecto de Espacio de Uso Público”. La ceremonia donde se conocerán los ganadores se llevará a cabo el  jueves 25 de noviembre. 

 

“Nos sentimos como estar nominados a los Premios Oscar. Ya es un premio estar entre los tres nominados, en el recinto lucirá también una placa que evidenciará el reconocimiento del aporte a la comunidad que hace el Parque día a día”, comenta Maite Artiagoitia, directora de Cultura, área que administra el Parque Alessandri Nacimiento. 

“El reconocimiento de aporte urbano tiene un valor mayor, porque más allá de lo lindo que es el proyecto, se le reconoce como un espacio de uso público que beneficia la calidad de vida de las personas de Nacimiento y alrededores, que es como siempre hemos proyectado y soñado el Parque”, añade Maite. 

El PAU es un premio anual a nivel nacional que se encuentra en su séptima edición, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, el Colegio de Arquitectos de Chile, la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, la Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile y la Cámara Chilena de la Construcción.

Ante la presencia de vecinos y autoridades de la comuna, se realizó la ceremonia de primera piedra del próximo campus Nacimiento de Duoc UC y CMPC. Definida como la primera sede del futuro, contará con un espacio de más de 3.500 m2, y estará albergada en una construcción con madera característica de la zona y un diseño que respeta su entorno. El edificio contará con salas de última generación, laboratorios tecnológicos, biblioteca, multicancha, paneles móviles, entre otros equipamientos.

A través de este proyecto, se busca brindar mayores oportunidades a los jóvenes de la zona que decidan estudiar una carrera técnico profesional y su funcionamiento estará enfocado en contribuir a potenciar la oferta formativa, como también a fortalecer el bienestar y el encuentro de la comunidad. 

Por una parte, la institución educativa, espera continuar con su misión de ampliar su impacto territorial a través de su modelo de formación dual, pionero en el país. Y la empresa papelera, busca agradecer y reconocer a la comunidad que rodea sus centros de operación en la Región del Biobío, en el marco de la celebración de su primer centenario.

El alcalde de la comuna, Carlos Toloza, destacó la iniciativa. “Para nosotros esto es una tremenda noticia. Como nacimentanos estamos muy felices de tener nuestro primer campus, donde cientos de jóvenes del sector van a poder estudiar. Este también será un foco de desarrollo económico para la comunidad”, dijo. 

CMPC y Duoc UC convergen en la creación de este campus, esperando potenciar el modelo de Formación Dual, pero por sobre todo, ser el puntapié inicial a las sedes del futuro, enfocadas en ser un aporte a las comunidades que las rodean. 

“Nacimiento nos parece una zona muy atractiva para llevar este ecosistema, donde se encuentra CMPC, Duoc UC y la comunidad. Esto, nos genera una oportunidad muy especial para desarrollar el concepto de sede del futuro, es decir, una sede que no esté totalmente enfocada en las carreras, sino también en la comunidad, llevando a cabo proyectos de beneficio mutuo”, afirmó Carlos Díaz, Rector de Duoc UC.

Por su parte, el presidente de Empresas CMPC, Luis Felipe Gazitúa, señaló: “Sentimos que en los lugares que estamos presentes, debemos ser un factor de desarrollo para esas comunidades. Nacimiento es una ciudad muy relevante para nosotros y entendiendo esto, no hay mejor manera de cumplir esa promesa que potenciando una mejor educación en los jóvenes que nacen y viven en esta ciudad”.

El edificio, que se comenzará a construir durante este mes, se situará en un terreno que abarca 17.900 m2 y que se encuentra cercano a la planta Santa Fe de CMPC, lo que potenciará por completo la Formación Dual, la cual se basa en la experiencia práctica que desarrollan en el mundo empresarial combinado con su proceso de aprendizaje y proceso formativo.

El nuevo campus iniciará su operación impartiendo las siguientes carreras: Técnico en Gestión de Personas, Técnico en Administración, Técnico en Gestión Logística, Técnico en Electricidad y Automatización Industrial, Técnico en Mantenimiento Electromecánico, Técnico Superior en Enfermería y Técnico Analista Programador.

Un nuevo polo de conocimiento en el Biobío

Ubicado a 100 kilómetros de Concepción y a 40 kilómetros de Los Ángeles, este nuevo campus viene a sumarse a la nutrida oferta académica con que cuenta la zona, generando más oportunidades para los jóvenes de la región.

El Gobernador Regional del Biobío, Rodrigo Díaz, valoró la iniciativa y agregó:. “Los dineros que son propios de la región los vamos a invertir en los que nos parece más importante, y por cierto que la educación es un ámbito muy relevante”.

 

Sobre la Formación Dual

Originada en Alemania, donde se obtuvieron muy buenos resultados, la Formación Dual se entiende como una enseñanza donde los alumnos pueden aprender y profundizar sus aprendizajes en el mismo espacio donde trabajarán una vez titulados de sus respectivas carreras, complementando así los conocimientos adquiridos en la sala de clases con la experiencia en terreno. 

 

Las mejores oportunidades de aprendizajes para niños y niñas, educadoras y profesores empoderados en torno a la educación temprana, además del desarrollo de más recintos de salas cuna y jardines infantiles, son algunos de los objetivos que reúne e inspira a “Juntos por una Educación Inicial 2030 para el futuro de Chile”.

Esta iniciativa inédita, liderada por la Universidad Católica de Chile y Fundación Choshuenco, agrupa a 19 instituciones especializadas en la investigación y en el aporte a la calidad de la educación temprana en los sectores menos favorecidos de Chile. Dentro de éstas, se encuentra Fundación CMPC que lleva más de 20 años trabajando en este tema con distintas comunidades. 

El lanzamiento de la iniciativa se realizó en la Casa Central de la Universidad Católica y contó con la participación de representantes del ámbito público y privado, además de importantes entidades como la Subsecretaría de Educación y de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI). 

El evento también convocó vía streaming a Hirokazu Yoshikawa, experto internacional en globalización y educación de la Universidad de Nueva York, además de Co-Director del Global TIES for Children Center. 

En su charla magistral “Sistemas de educación inicial y cuidados de la primera infancia de calidad: clave para el futuro de los países”, profundizó sobre la experiencia estadounidense en infancia inicial, además de políticas públicas que buscan potenciar programas y soportes familiares intensivos, luego de los efectos provocados por la pandemia del Covid-19.

En tanto, el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, valoró la realización de esta iniciativa frente a una etapa que es crucial en los procesos de formación de las próximas generaciones. “La educación temprana es clave como motor de desarrollo para el país. Mucho se habla de construir un país fraterno, pero parte de dicho desafío se relaciona con favorecer y potenciar los aprendizajes”. 

Agregó que “hoy es clave trabajar en torno a la colaboración para mejorar condiciones educativas y sociales en la primera infancia. Es así que, a partir de este encuentro, nos hemos propuesto trabajar en torno a la educación inicial y cuidados de las familias más vulnerables sobre la base de un futuro más equitativo y sustentable para las próximas generaciones de niños y niñas en Chile”.

A su vez, la directora de Fundación Educacional Choshuenco, Beatriz von Appen, advirtió que la educación inicial hoy enfrenta importantes desafíos a nivel local, lo que se intensificó con la pandemia del Covid-19. “En entornos menos favorecidos es clave contar con una educación de excelencia para reducir brechas. En 2020, pudimos constatar que los meses de cuarentena impactaron a muchas familias, en especial a los procesos formativos de los niños y niñas”. 

Por ello, recalcó, “nos unimos en esta alianza, para reforzar la importancia de la educación inicial. Si queremos tener una sociedad con una mayor riqueza humana es clave contar con una educación inicial con las herramientas adecuadas.

Para la directora subrogante de Fundación CMPC, Paola Reinares, “fortalecer la educación temprana hoy es vital, ya que los cierres de los jardines y las dificultades de conexión de las familias durante la pandemia agudizó y amenaza con prolongar la brecha educacional que existe en este sector de la población”.

El rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Harald Beyer, indicó que “hay una enorme vulnerabilidad entre los niños de 0 y 4 años, quienes no logran alcanzar el umbral mínimo de igualdad de oportunidades. La educación inicial puede ser un gran aporte para acortar diversos problemas que enfrentan los niños, enriqueciendo el entorno lingüístico y también reduciendo el estrés de las realidades que experimentan en contextos vulnerables”. 

 

Oportunidades y desafíos 2030

“Juntos por una Educación Inicial 2030 para el futuro de Chile” se sustenta en tres objetivos principales, los que se relacionan con la construcción de un relato público en torno a la educación inicial a partir de una perspectiva internacional. 

A ello se suma la necesidad de articular y movilizar recursos y condiciones para instalar la educación inicial como un tema prioritario tanto para el sector público como privado. 

El tercer objetivo de la iniciativa se centra en constituir una plataforma de transferencia de conocimientos entre diversas organizaciones para la difusión y comprensión de los alcances de la educación inicial para el desarrollo del país.

Para más información, los invitamos a visitar el sitio web de esta iniciativa en: www.educacioninicial2030.cl

Aumentos en las frecuencias de olas de calor, sequías concurrentes a escala global, temporadas de incendios aún más frecuentes, lluvias torrenciales e inundaciones más intensas, reducciones en el hielo marino del Ártico y aumento del nivel del mar, junto con su calentamiento, acidificación y pérdida de oxígeno, son algunos de los impactos esperados si la Tierra aumenta su temperatura por sobre 1,5°C. Con el fin de limitar para las personas los impactos negativos que resultan del cambio de climático y en específico movilizar al sector privado, a través de empresas, gremios e industrias, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con metas concretas basadas en la ciencia y comprometerse con un futuro de cero emisiones netas al 2050, se creó la campaña Business Ambition for 1,5°C, una coalición global conformada por agencias de la ONU, junto con Science Based Targets Initiative (SBTi), World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), World Economic Forum (WEF), International Chamber of Commerce (ICC), Principles for Responsible Investment (PRI), Carbon Disclosure Project (CDP), y World Wildlife Fund (WWF), entre otros.

¿Qué busca la campaña? Es un llamado a la acción para que las empresas se comprometan con establecer objetivos, basados en la ciencia, que reduzcan de manera significativa las emisiones de gases de efecto invernadero con el fin de limitar el aumento de la temperatura global a no más de 1,5° C por encima de los niveles preindustriales. En nuestro país, son 14 las empresas que participan de esta iniciativa y a nivel latinoamericano son 70. Entre ellas está CMPC.

La empresa chilena se adhirió a esta iniciativa porque confía en que el sector forestal y papelero es muy relevante hacia la transición a una economía baja en carbono, por el potencial de captura de carbono de bosques, almacenamiento de carbono en productos y el origen renovable de la principal materia prima. En concreto, la compañía firmó el acuerdo: “Objetivos de reducción de emisiones netas basados en la ciencia”. De este modo, CMPC se compromete a establecer un objetivo de largo plazo basado en la ciencia para alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero directas e indirectas (cadena de valor) a más tardar para 2050 junto con establecer metas intermedias basados en la ciencia en todos los ámbitos pertinentes y en línea con los criterios y recomendaciones de SBTi.

La tarea es compleja y de largo aliento pues la empresa forestal se compromete a asegurarse que las emisiones netas de toda su cadena de valor sean cero al 2050. Para lograrlo, son varias las acciones que están liderando. Nuevos contratos de abastecimiento de energía eléctrica que provengan de fuentes 100% renovables, el recambio tecnológico de maquinaria por alternativas más eficientes, la sustitución de combustibles fósiles por biocombustibles u otros insumos energéticos verdes y la disminución de los residuos enviados a disposición final, forman parte de la lista de medidas que ha tomado la compañía.

Nicolás Gordon, gerente de Sostenibilidad de la empresa, recalca algunos de los factores que serán centrales para lograr la meta: “La innovación jugará además un papel central en el logro de la meta, buscando alternativas y soluciones no disponibles actualmente. Es importante además destacar el rol de nuevos modelos colaborativos, ya sea en la cadena de valor, nuevas alianzas estratégicas, en la relación con comunidades vecinas, y trabajo con la academia”. Agrega que “buscamos hacer nuestra parte como sector privado, escuchando a la ciencia para guiar nuestras decisiones y actuar en base a los estándares internacionalmente reconocidos. Entendemos que un planeta bajo los impactos más severos del cambio climático es uno con menores oportunidades, mayores riesgos y desigualdad, y por tanto este compromiso es más bien una responsabilidad. El logro de no superar los 1,5°C es alcanzable sólo a través de la colaboración entre empresas, sectores, estados, organizaciones y demás miembros de la sociedad, por lo que esperamos que ser parte de esta iniciativa tempranamente motive a otras empresas a hacer lo mismo”.

Race to Zero

Asimismo, con este compromiso CMPC  se hace parte de Race to Zero, campaña global que se enmarca en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCC),  que agrupa a las principales coaliciones impulsando Net-Zero y que ha movilizado a más de 120 países. Junto a ellos más de 750 ciudades, 4.400 empresas, 700 instituciones de educación superior y 220 de los mayores inversionistas del mundo han adherido a esta campaña que busca reducir a la mitad las emisiones globales a 2030 y lograr las cero emisiones netas a 2050.

Respecto de la reducción de emisiones a 2030 que empuja Race to Zero, Gordon dice que es una meta “ambiciosa pero no imposible. Ya en el 2019 nos fijamos la meta de reducir en un 50% nuestras emisiones de gases de efecto invernadero directas y por consumo de energía al 2030, a lo que ahora sumamos la ambición al 2050 de lograr el balance entre emisiones y capturas, es decir cero emisiones netas. Hoy existen soluciones tecnológicas que permiten reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero y trabajamos junto a los principales fabricantes de tecnologías de nuestra industria. Además, en los últimos años las energías renovables han entrado con fuerza en muchos países como en Chile. Por otra parte, en el sector de transportes, se ha avanzado rápidamente en baterías que permitan rendimientos y niveles de autonomía muy similares a los motores de combustión. Estamos más preparados que nunca para generar los cambios que nos permitan alcanzar las metas”.

Junto a esta visión optimista, Gordon advierte que hay cambios que no tienen vuelta atrás y que los impactos del cambio climático se manifestarán por varias generaciones. “Por ejemplo, el derretimiento de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida va a continuar, lo mismo ocurrirá, por consecuencia, con el aumento del nivel del mar.

El aporte de la industria forestal

La contribución de la industria forestal a la emergencia climática tiene tres grandes palancas. La primera es el potencial de mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero de sus operaciones, principalmente a través de la producción de energía a partir de biomasa y/o fuentes renovables, y promoviendo la transición energética a lo largo de su cadena de valor. El segundo ámbito es la capacidad de ofrecer soluciones naturales, a escala, de bajo costo y probadas para la remoción de carbono de la atmósfera, a través de sus plantaciones y bosques, y del almacenamiento de carbono en productos derivados de la madera, sobre todo aquellos de larga vida. Finalmente, la industria forestal impulsa la bioeconomía circular, la que a través de soluciones innovadoras busca sustituir servicios y bienes elaborados a partir de combustibles fósiles y concebidos bajo una mirada lineal que no fomentan la reutilización o regeneración de las materias primas. 

Una de las acciones que CMPC está realizando para reducir sus emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero es un “mapeo” exhaustivo de sus principales fuentes de emisiones y un diagnóstico de las formas de reducir o evitarlas. A partir de esto se elaboraron hojas de ruta compuestas principalmente por proyectos y mejoras operacionales, con el objetivo de avanzar de manera estratégica y costo-efectiva hacia el logro de sus metas.

“Si bien el cambio climático genera impactos negativos, también crea oportunidades, y en consecuencia es relevante poder identificar y evaluar cuáles son esos riesgos y oportunidades para poder hacer gestión sobre ellos. Sin duda se requerirán cambios en la forma de operar, pero las empresas deben apelar a todo su conocimiento e innovar en nuevas soluciones que no sólo contribuyan al logro de las metas sino también representen eficiencias y mejoras a las formas actuales de operar”, finaliza Gordon.

 

 

Con el objetivo de incentivar el deporte, la vida al aire libre e inculcar diversos valores para el día a día, se creó el Club Deportivo Social y Cultural Bajos de Mena o “FC Bajos de Mena” de Puente Alto. El vamos del equipo se dio este sábado 6 de noviembre cuando decenas de jóvenes de entre 15 y 20 años llegaron a las instalaciones del estadio Santa Elvira a probarse para ser uno de los 30 seleccionados.

La idea de crear este club fue de Luis Moris, preparador físico que vive hace 35 años en Bajos de Mena. Hace nueve meses comenzó con este proyecto que con el paso de las semanas fue creciendo gracias al apoyo de CMPC. El objetivo principal es entregar las herramientas más allá de si los jóvenes quieren dar el salto al profesionalismo. “Todos los alumnos que pasen por este proyecto deportivo saldrán con valores sociales, culturales y deportivos. En este club los jugadores tendrán las mismas exigencias que en uno profesional, donde lo más importante serán sus estudios”, señaló Moris.

El equipo entrenará martes, jueves y sábado y estará compuesto por un staff de cuatro profesores. A los seleccionados se les exigirá un chequeo médico previo y quienes tengan una mayor proyección serán llevados a las pruebas de los equipos profesionales. La idea es que a esas pruebas los jóvenes lleguen formados, preparados y sea una ventana al profesionalismo. Pese a que recién el club está en proceso de selección, ya tiene su primer gran desafío: en agosto del próximo año fue invitado a disputar un cuadrangular en Neuquén, Argentina.

Desde CMPC, sponsor oficial “FC Bajos de Mena”, explicaron que se busca potenciar espacios de recreación y deporte, promoviendo la vida sana. “Incentivar la práctica del deporte en familia o con los amigos y la vida al aire libre es nuestro propósito. A lo largo de nuestra historia las comunidades con las que hemos convivido han cumplido un rol fundamental en nuestro crecimiento. Es por esto que en CMPC apoyamos el deporte desde lo local, para lograr crear valor natural a través de los vínculos que hemos desarrollado con nuestros vecinos”, señaló Francisco Torrealba, subgerente de Asuntos Corporativos de CMPC.  

María Luisa Jiménez (34) y Cristian Gutiérrez (38) están casados y son de Nacimiento. Entraron al mundo del reciclaje hace ocho años y producto de la pandemia, en febrero de este año, se formalizaron como recicladores de base para dedicarse a esto en un 100%. De hecho, hoy es su única fuente de ingresos. El matrimonio forma parte del grupo de gestores locales del programa “Comuna sin Basura” que fue inaugurado hoy.

En la casa de María Luisa y Cristian, y con la participación del alcalde de Nacimiento, Carlos Toloza; el Jefe de Asuntos Corporativos de CMPC, Didier Cares; y el subgerente de Desarrollo Territorial de Kyklos, Camilo Acuña se desarrolló la ceremonia de lanzamiento del programa y nuevo centro de acopio que contó con el tradicional corte de cinta.

En la instancia, el gestor local y dueño de casa, Cristian Gutiérrez, se refirió a su rol en esta iniciativa y explicó que “antes este trabajo era mal visto. La persona que andaba recolectando era un cachurero o alguien que no servía para nada. Ahora está cambiando la forma en que se ve esta actividad y está siendo bien valorada. Estoy muy orgulloso de hacer esto junto a mi familia y mi esposa. Esto no lo he logrado solo, lo hemos logrado los dos”.

De hecho, el programa reciclaje casa a casa ha logrado involucrar a más de 1.200 hogares de las cinco comunas, es decir, cerca de 4.800 vecinos y vecinos del territorio, con un reciclaje de 18 toneladas de botellas de plástico, latas, cartón y papel a septiembre de este año y 4,8 toneladas en el caso de Nacimiento. 

Desde CMPC, el jefe de Asuntos Corporativos, Didier Cares, explicó que “en CMPC queremos aportar al medioambiente y hacer una comuna, una región y un país más sustentable. Por eso, a través de este programa estamos presente en cinco comunas. La participación de las comunidades ha sido clave para que la iniciativa sea un éxito. Estamos felices con los resultados y esperamos seguir formando parte de Comuna sin Basura ya que nuestra meta es tener de aquí a 2040 cero residuos”.

En tanto, en representación de Kyklos, el subgerente de desarrollo territorial y jefe de proyecto del desafío “Nacimiento sin Basura”, Camilo Acuña, indicó que “el cambio climático es un efecto real y que está pasando. Nos toca conversar con muchas personas y ver como ellos mismos han podido evidenciar los cambios que se generan en sus mismos territorios. Por eso, es muy importante la colaboración entre los distintos actores y se nota que hay una muy buena alianza aquí con CMPC y la municipalidad”.

Finalmente, el alcalde de Nacimiento, Carlos Toloza agradeció esta iniciativa y sostuvo: “Como municipio estamos muy contentos y vamos a seguir siendo el actor número 1 en apoyar este tipo de actividades que vayan generando esta alianza publico privada que sé que solos nosotros no podemos. Limpiar el medioambiente y tener el medioambiente libre es tarea de todos. Como alcalde estoy tremendamente agradecido por todo este apoyo que hemos tenido”.

Esta iniciativa de CMPC con apoyo de Kyklos se está desarrollando además en las comunas de Collipulli, Laja, Los Ángeles y Mulchén y dentro de las principales acciones implementadas por el programa, se encuentran la recolección de residuos casa a casa; la sensibilización de la comunidad educativa a través de actividades y talleres sobre la gestión sustentable y cuidado del medio ambiente; y el fortalecimiento de gestores locales. 

En Espacio Fibra Local se realizó el lanzamiento de la esperada 5ª versión del Frontera Trail, evento deportivo que este año contará con más de 500 participantes, provenientes de todo el país. 

La competencia del trail running temuquense se desarrollará en predios del cordón montañoso Ñielol -Huimpil.  En este lugar, a través de senderos de distintas dificultades y que cruzan por bosques nativos, los corredores se probarán en las distancias de 42K, 30k, 21k y 10k. 

En el lanzamiento del Frontera Trail Running, el alcalde de Temuco, Roberto Neira, valoró el evento deportivo. “Estamos muy contentos, porque Frontera Trail en su quinta versión no solo impulsa el deporte, sino que también la economía local de Temuco, porque congrega a personas de otros lugares a competir y esto se traduce en ingresos para los emprendedores de la ciudad”. 

Nuevamente este año, CMPC se sumó para respaldar la quinta versión del Frontera Trail.  Es así como en el lanzamiento de la carrera, Juan Carlos Navia, jefe de Asuntos Corporativos Zona Sur, destacó la importancia de la carrera de montaña. “Los eventos deportivos también se vieron perjudicados por la pandemia. Por ello, nosotros mantenemos nuestro compromiso de fomentar el deporte y las actividades al aire libre, tal como lo estamos haciendo con la quinta versión del Frontera Trail Running, una carrera que permite a los competidores conectarse con la naturaleza”. 

En tanto, el gobernador regional, Luciano Rivas, comentó que para la Región de La Araucanía este tipo de actividades son relevantes. “Para la comuna de Temuco y para la Región de La Araucanía, estos eventos nos permiten mostrar nuestro patrimonio medioambiental y activar nuestra alicaída economía producto de la pandemia. Pero, lo principal es que estamos promoviendo un tema positivo para la región”. 

Requisitos para competir   

Felipe González de Puelche Producciones comentó que para resguardar los temas sanitarios, los competidores deberán presentar su pase de movilidad y test PCR SARS CoV 2 negativo, tomado 72 horas antes de la carrera. 

En tanto, los kits de los corredores del Frontera Trail Running se podrán retirar el sábado 30 de octubre, en el Estadio Germán Becker, entre las 15 y 20 horas.

 

En 2019, Claudio Bravo y su familia decidieron crear un Establecimiento de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM) en su comuna, Puente Alto. Ubicado en Teniente Bello 287, nació ELEAM Balmaceda, en el que actualmente residen 10 adultos mayores. Como muchos otros de estos establecimientos, formalizarse ha sido un camino largo y complejo. Por esto, el programa “Por un Bien Mayor”, de la Corporación Simón de Cirene, acogió a este recinto y este jueves 21 de octubre, junto a CMPC, firmaron un convenio para hacer entrega de un nuevo domicilio para su funcionamiento. 

Así, durante las próximas semanas se harán una serie de remodelaciones en baños, habitaciones y cocina, además de la instalación de pasamanos y otras modificaciones para que el recinto cumpla con todos los requerimientos del Ministerio de Salud y pueda formalizarse. 

Claudio Bravo, fundador del ELEAM Balmaceda, agradeció toda la ayuda que han recibido durante este tiempo y dijo que es una gran oportunidad para ellos y para todos los adultos mayores con los que trabajan, que ahora podrán tener una mejor calidad de vida. “Me parece maravilloso poder contar con una empresa externa que nos pueda ayudar, asesorar y complementar en cuanto a ideas. Para nosotros es un logro haber podido llegar a trabajar con ellos.  Estamos súper contentos”, señaló. 

Según datos del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), actualmente en Chile operan 994 ELEAM formalizados en los que viven 24.214 adultos mayores. Además, se han identificado 323 de estos establecimientos que no cuentan con la autorización sanitaria para funcionar, de los cuales 155 están en la Región Metropolitana. Estos establecimientos no validados por la Seremi de Salud entregan cuidados a más de 3.500 residentes.

Es a raíz de este problema que la Corporación Simón de Cirene desarrolló el piloto del programa “Por un Bien Mayor” en Puente Alto, comuna que alberga la mayor cantidad de ELEAM sin autorización del país. 

El alcalde de Puente Alto, Germán Codina, destacó la alianza público-privada que permitió el desarrollo de este proyecto y dijo que estas son grandes maneras de ayudar a la comunidad. También, habló de la importancia que tienen los ELEAM, ya que muchas veces los adultos mayores son dejados de lado por sus propias familias y por la sociedad. “Si hay alguien que de verdad necesita una atención digna, son nuestros adultos mayores, que muchas veces no tienen quien los reciba”, sentenció el alcalde. 

Por su parte, el Subgerente de Asuntos Corporativos de CMPC, Francisco Torrealba, señaló que la sociedad está en deuda con los adultos mayores y que para la empresa, que lleva más de 100 años en la comuna, ellos son una prioridad. “Cuando golpearon nuestra puerta no dudamos en sumarnos. Con esta y otras iniciativas que hemos venido desarrollando para ir en ayuda de los adultos mayores, estamos tratando de aportar nuestro granito de arena”, dijo Torrealba. 

Las modificaciones permitirán que el recinto reciba ocho nuevos residentes en un futuro cercano. Se proyecta que la nueva casa podrá entrar en funcionamiento en diciembre de 2021.  

Desde SENAMA, la coordinadora regional, Pamela Mardones, felicitó el esfuerzo de Claudio y destacó que los residentes de su ELEAM ahora vivirán en las condiciones que necesitan para una mejor estadía. “La calidad de vida de los adultos mayores que van a vivir en este nuevo ELEAM Balmaceda va a ser la que nosotros esperamos que puedan acceder todos los adultos mayores que estén en algún ELEAM en Chile”, agregó Mardones.

Por su parte, la Directora Ejecutiva de la Corporación Simón de Cirene, Alejandra Canessa, valoró el trabajo que se ha hecho en conjunto con la Municipalidad de Puente Alto y el SENAMA durante el último tiempo, además de agradecer el apoyo de CMPC para poder llevar a cabo este proyecto. “Cuesta encontrar equipos tan comprometidos como este y se nota el compromiso que tiene CMPC por el territorio en donde tiene presencia”, sostuvo Canessa. 

El piloto del programa “Por un Bien mayor” comenzó en 2020 como una alianza público-privada, con el objetivo de apoyar a 17 establecimientos de Puente Alto durante la pandemia en temas administrativos e infraestructura. 

Las modificaciones permitirán que el recinto reciba ocho nuevos residentes en un futuro cercano. Se proyecta que la nueva casa podrá entrar en funcionamiento en diciembre de 2021.

 

El Programa de Continuidad de Estudios Superiores es la siguiente etapa para las y los egresados del preuniversitario EFIES. A través de tutorías enfocadas en lo académico y socioemocional, esta iniciativa busca apoyar a jóvenes en sus dos primeros años de carrera. El objetivo es potenciar el ingreso y la retención de los estudiantes que entran a la educación superior y acortar las brechas educacionales.

Para muchos jóvenes, el llegar a la educación superior es algo complejo y en algunos casos inaccesible. Las brechas educacionales, sociales y emocionales que enfrentan algunos estudiantes los hacen desertan incluso en su primer año de carrera.

El Programa de Continuidad de Estudios Superiores, que lo imparte la Corporación Formando Chile, se levanta como un proyecto que apoya de manera integral a los y las jóvenes que inician sus estudios superiores. Con acompañamientos personalizados, esta iniciativa busca que sus estudiantes se mantengan en sus estudios y que puedan fortalecer su proyecto de vida.

 

Fuente: LaTercera.com