mayo 2, 2021

De manera remota, CMPC realizó su Junta Ordinaria de Accionistas, en la cual se aprobaron los estados financieros de la compañía a diciembre de 2020, así como las materias de la citación, como son el informe de los auditores externos y la distribución de dividendos, entre otros puntos. 

En la instancia, el presidente de la compañía, Luis Felipe Gazitúa, hizo un repaso por las diferentes iniciativas que lideró la empresa en 2020, destacando la relevancia de la industria forestal, con todos sus productos derivados, para el desenvolvimiento normal de las personas en medio de la pandemia. 

Bajo el contexto de la crisis sanitaria y económica, el presidente del directorio señaló que CMPC ha optado por proyectar un ejercicio 2021 bajo criterios cautos “privilegiando siempre el cuidado de nuestros colaboradores directos e indirectos para una necesaria continuidad operacional. Ello, no obsta, que miremos el futuro con optimismo y que dispongamos nuestros mejores esfuerzos para convertir en permanentes aquellos cambios y logros conseguidos en este período de excepción, así como en visualizar y disponernos a las transformaciones de fondo que nos demanda el mañana”.

En cuanto al ámbito comercial, sostuvo que la compañía registró niveles de producción récord en las plantas de celulosa de Laja y Guaíba, como también en la planta Maule de Cartulinas. Al mismo tiempo, SOFTYS y Biopackaging lograron resultados operacionales superiores en 38% y 60% con relación al año anterior, respectivamente. 

Entre los principales proyectos llevados a cabo en 2020, Gazitúa recalcó el lanzamiento de la nueva línea de producción de papel Tissue de SOFTYS en Zárate, Argentina; y la compra de la empresa elaboradora de sacos de papel Samcarsa en Irapuato, México. También mencionó el inicio de operaciones de una nueva oficina de representación en Shanghai -que se suma a las de Atlanta y Hamburgo- y el desarrollo del plan de crecimiento en masa forestal en Brasil.