octubre 29, 2020

“Llevamos bastantes años sin agua, antes la sacábamos de los pozos, pero con la sequía todos los vecinos empezamos a tener problemas”, asegura María Aravena, oriunda de la comunidad Marileo, ubicada en la comuna de Lautaro, región de La Araucanía, Chile.

Y es que la escasez de agua potable se replica en el 71% de los hogares en zonas rurales de la región, según la última encuesta Casen. Es por eso que CMPC y la organización Desafío Levantemos Chile se unieron para liderar la iniciativa Desafío Agua Para Chile, que busca entregar este servicio básico a 4 comunas de la región de La Araucanía y a una del Biobío, con más de 20 proyectos. Se estima que el número de familias beneficiarias llegará a las 200, lo que equivale a cerca de mil personas.

Este 29 de octubre ambas entidades inauguraron el primer proyecto de la iniciativa: “Abasto Santa Aurelia” en la comunidad de Marileo, donde 40 familias tendrán acceso a este servicio por primera vez en su vida.

Para efectuar este proyecto, se acumularon dos abastos de agua captados de vertientes naturales, y se almacenaron en seis contenedores que luego son distribuidos por medio de tuberías. Además, se realizó una excavación de más de 5 kilómetros que forman parte del trazado y por donde actualmente pasa el suministro en dirección a cada uno de los hogares del sector que acceden a ella a través de una llave.

En la ocasión, María Aravena, beneficiada por el proyecto, aseguró que “no se imaginan la felicidad de poder sacar agua potable de la llave, estamos muy ansiosos”.