febrero 4, 2021

Acuerdo de colaboración entre el organismo estatal y la empresa permitirá además considera apoyos en la implementación de actividades orientadas a desarrollar una agricultura sustentable.

El 80% de los alimentos en el mundo es producido por actividades agrícolas familiares y, en nuestro país, la agricultura familiar campesina tiene un rol primordial como agente proveedor de alimentos, ya que cerca del 75% se desarrolla entre las regiones del Maule y Los Lagos; y en el Biobío son más de 14 mil agricultores. 

Con el objetivo de impulsar proyectos que contribuyan al fomento y al desarrollo productivo de la Agricultura Familiar Campesina, Indap Biobío y Empresas CMPC suscribieron un convenio de colaboración para coordinar y canalizar recursos.

Este acuerdo les permitirá a los pequeños productores y productoras agrícolas usuarios de INDAP impulsar “Proyectos de Colaboración” en ámbitos del fortalecimiento productivo de rubros, iniciativas de riego y agua, turismo rural y acceso a mercados comerciales.

El director regional de Indap, Odín Vallejos, destacó que este convenio entre el Estado y las empresas contribuye a la superación de la pobreza, y a la sostenibilidad y competitividad de la pequeña agricultura. “Nosotros evaluaremos y apoyaremos con financiamiento mediante incentivos, créditos y asesoría técnica los Proyectos de Colaboración que se presenten en el marco de esta alianza”.   

El subgerente de Asuntos Públicos de CMPC, Ignacio Lira, sostuvo que “este convenio nos permitirá focalizar recursos para mejorar y revitalizar iniciativas del mundo rural, del que somos parte como compañía. También permite ayudar a fortalecer la convivencia con la actividad forestal que en esta zona tiene una alta relevancia”. 

De tal manera, agregó, “podremos colaborar junto a Indap a mejorar la eficiencia y la competitividad de la agricultura familiar campesina, donde tenemos ejemplos exitosos de desarrollo de huertos frutícolas”. 

Este acuerdo considera apoyos en la implementación de actividades orientadas a desarrollar una agricultura sustentable, entre ellas: asistencia técnica, instrumentos de inversión, financiamiento y estrategias de comercialización. 

Las que se establecen en las siguientes modalidades de cooperación: coordinación y vinculación de personal con el fin de preparar proyectos, capacitaciones o realización de actividades durante la ejecución de un proyecto; preparación y ejecución de proyectos en conjunto; organización de seminarios técnicos y difusión; intercambio de materiales técnicos y de otra índole; y asesoría en el desarrollo de proyectos de mutuo interés.