marzo 25, 2021

Un firme compromiso por reducir su huella de carbono y maximizar el uso eficiente de energía tiene Empresas CMPC, que a fines del 2020 logró certificar bajo la norma internacional ISO 50001 de gestión de la energía 19 de sus principales plantas y procesos productivos, los que representan el 94% del consumo de energía de todas las plantas de la compañía.

El Sistema de Gestión de Energía (SGEn) de CMPC partió siendo implementado el año 2014 en sólo tres plantas de celulosa en Chile. Desde esa fecha al 2020, el SGEn ha permitido un ahorro en costos energéticos equivalente a US$ 98 millones y una energía ahorrada de 8.006 GWhe, equivalente al 2% de todo el consumo de energía en Chile durante un año.

“Lo que hemos venido haciendo con los Sistemas de Gestión de Energía y la certificación ISO 50001 es una radiografía energética de cada proceso para maximizar la eficiencia. Medimos cada proceso y área de tal manera que vemos dónde es posible reducir el consumo de vapor, electricidad, o algún combustible como petróleo o gas, por ejemplo; y todo esto con procedimientos y metodología estandarizada y auditable”, asegura Enrique Donoso, gerente de Bioenergías Forestales de CMPC.

El objetivo para este 2021 es que 23 plantas, de las tres unidades de negocio de la empresa Celulosa-Maderas, Biopackaging y Softys estén certificadas bajo la norma ISO 50001 versión 2018, en línea con las metas ambientales anunciadas por CMPC en septiembre de 2019, particularmente la disminución en  50% de las emisiones de gases de efecto invernadero al 2030, y para “ser más eficientes y competitivos en los mercados donde participamos, asegurando procesos y actividades sostenibles en el largo plazo”, afirma Donoso.

Además, otro importante hito ha sido la internacionalización del sistema de gestión de energía. Donoso comenta que “al 2019, además de las 3 plantas de celulosa y una de sacos de papel en Chile, sólo teníamos en América Latina certificada una planta de producción de tissue en Uruguay. Durante el año 2020 certificamos 3 plantas Softys en Brasil y Perú, es decir, el Sistema de Gestión de Energía se extendió definitivamente a otros países, y es un objetivo del próximo año avanzar decididamente en esto”.

Gracias a las certificaciones obtenidas y a las medidas de eficiencia energética implementadas, CMPC, desde el año 2017, ha podido postular en Chile al Sello de Excelencia Energética, anteriormente llamado Sello de Eficiencia Energética, otorgado por el Ministerio de Energía y la Agencia Chilena de Sostenibilidad Energética, quienes en 2019 reconocieron a la empresa con 4 sellos de la categoría Gold por los Sistemas de Gestión de Energía en las plantas de Santa Fe, Pacífico, Laja y Sack Kraft Chillán y 5 sellos en categoría Silver en las plantas de Softys Talagante y Puente Alto, Bucalemu, Mulchén y Coronel de CMPC Maderas. Sack Kraft además, fue galardonada con el Sello de Medida de Eficiencia Energética Destacada entre todas las empresas participantes. Ahora el objetivo es participar con 15 plantas en Chile, en la categoría Gold, además de postular al sello a la trayectoria y sello a transporte eficiente o electromovilidad.

“Estamos adelantados a la ley de eficiencia energética, tanto por implementar los Sistemas de Gestión de Energía como por certificarlos; hemos conseguidos ahorros muy significativos con estos sistemas y hoy el gran desafío es extender estas certificaciones al resto de los países de Latinoamérica donde operamos. No es un proyecto sólo pensado en Chile”, concluye Enrique Donoso, gerente de Bioenergías Forestales de CMPC.

Sobre la norma ISO 50001 año 2018

La norma ISO 50001:2018 «Sistemas de gestión de la energía» es una norma que establece un marco de trabajo para la gestión energética mediante la implementación de políticas,  procedimientos, objetivos, metas y planes de acción con el propósito de conseguir el uso eficiente de la energía, la reducción de costos y la disminución de gases efecto invernadero.  Busca también que la eficiencia energética se traduzca en ahorro económico. La norma fue publicada por primera vez en junio de 2011 y actualizada en agosto de 2018.

Plantas Certificadas ISO 50001 versión 2018