julio 9, 2020

Con el propósito de colaborar en la tarea de ayudar a mitigar el nivel de contagios producto del COVID-19, CMPC continua en su tarea de garantizar insumos de protección para la comunidad, especialmente en aquellas zonas donde la empresa tiene presencia. 

Es por eso que CMPC entregará gratuitamente 36 mil mascarillas quirúrgicas a vecinos de Puente Alto -donde la compañía está presente hace 100 años-, las que en coordinación con 36 juntas de vecinos serán distribuidas a los habitantes de la comuna, especialmente a adultos mayores.

Este jueves 9 de julio se inició el proceso de donación de las primeras 8 mil mascarillas, las que fueron entregadas por el subgerente de Asuntos Públicos de CMPC, Francisco Torrealba, a ocho juntas de vecinos. Durante las próximas semanas se realizarán las restantes entregas hasta completar el total de mascarillas.

Según Torrealba “el mecanismo es poder entregarles mil mascarillas a 36 juntas de vecinos de Puente Alto. Son las juntas de vecinos las que tienen mayor contacto con las familias y eso permite hacer más eficiente la entrega, para que estas mascarillas lleguen a las personas que realmente lo necesitan. Le hemos pedido a las juntas de vecinos que puedan priorizar a los adultos mayores y a los que tienen enfermedades de base”. 

Por su parte, la gerente de Recursos Humanos de Corrugados de CMPC Biopackaging, Carolina Araya, quien también participó de la entrega, aseguró que «estamos trabajando en conjunto con la comunidad para poder protegernos y proteger a la población de riesgo de contraer coronavirus. Por eso agradecemos a las 36 juntas de vecinos por ayudarnos a distribuir las mascarillas y mantener nuestro compromiso con los vecinos de Puente Alto».

Mascarillas de alta calidad

Las mascarillas que serán donadas son fabricadas por la filial de productos de higiene y cuidado personal de CMPC, Softys, en su planta de Puente Alto y cuentan con la más alta calidad debido a que su producción es totalmente automatizada, lo que garantiza alta exigencia sanitaria al no existir intervención humana durante el proceso de fabricación.

Cada mascarilla cumple con los máximos estándares internacionales y está compuesta por 5 materiales: capa exterior de Non Woven tipo Spunbond; capa intermedia (filtrante) de Non Woven tipo Meltblown; capa interior de Non Woven tipo Spunbond; barra nasal, tira de ajuste: metal cubierto con plástico; y material elástico de sujeción.

La línea de producción de mascarillas de Puente Alto tiene una capacidad de entre 60 y 80 mascarillas por minuto, alcanzando en régimen una producción de 1 millón 500 mil mascarillas mensuales. Dada la alta demanda y necesidad de contar con este suministro, CMPC importará e instalará en los próximos meses una segunda máquina con las mismas capacidades, también en Puente Alto.

Protección para Chile

Desde que comenzó la crisis sanitaria en marzo, CMPC importó a Chile la primera máquina de producción de mascarillas, proceso que en 60 días logro que arribara al país, se instalara, capacitara al personal, comenzara la primera producción y se donara el primer lote a la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast).

A la fecha, la empresa le ha entregado gratuitamente 1.344.000 mascarillas a dicha institución, la que ha distribuido los insumos a diferentes organizaciones como al Cuerpo de Bomberos de Chile, el Hogar de Cristo, la Fundación Las Rosas, residencias sanitarias de Iquique, Hospital Parroquial San Bernardo y Fundación Hospital Josefina Martínez, entre otros. 

Además, CMPC ha entregado mascarillas a diversas comunas del sur de Chile donde tiene presencia.