enero 27, 2021

Los bosques esclerófilos de la región Metropolitana de Chile viven una realidad que ponen en riesgo su continuidad. La sequía prolongada y las altas temperaturas de esta temporada favorecen la propagación del fuego en eventuales incendios. Por eso, la Brigada Central lleva dos intensos meses trabajando, junto con la comunidad, para cuidar el bosque de estos siniestros.

 

“La mejor estrategia de combate contra incendios es evitar que estos sucedan”, asegura el gerente de Bosques y Maderas de CMPC, Eduardo Hernández. Es por eso que la empresa, como todos los años, ha dispuesto a sus equipos para generar acciones y campañas de prevención de incendios forestales en conjunto con la comunidad.

Bajo esa línea y debido a que este año la situación de los bosques en la región Metropolitana de Chile se ha agudizado debido a la prolongada sequía que afecta la zona y a las temperaturas que han alcanzado niveles superiores a temporadas anteriores, que CMPC decidió poner a disposición de la zona central del país a un grupo de brigadistas de vasta experiencia en combate y prevención del fuego: la Brigada Central.

A fines de noviembre pasado, el grupo de expertos llegó a instalarse en la comuna de Pirque para cumplir con la misión de cuidar el bosque esclerófilo del fuego, tanto a través del combate –en coordinación con la Corporación Nacional Forestal (Conaf)- como por medio de faenas preventivas (como la construcción de cortafuegos, podas y raleos) y charlas educativas.

 

Prevenir es tarea de todos

Durante todo diciembre y enero, los brigadistas han realizado actividades en conjunto con la comunidad, entre ellas dos charlas educativas con deportistas del Club Deportivo Universidad Católica en los cerros de San Carlos de Apoquindo, en Las Condes, en la que junto a Fundación Reforestemos los jóvenes aprendieron sobre el bosque que habita en el lugar, cómo cuidarlo, qué hacer en caso de que ocurra un incendio y también realizaron cortafuegos preventivos de manera de conocer más sobre la labor que realizan los brigadistas.

Asimismo, en la Hacienda El Peñón, en la comuna de Puente Alto, la brigada determinó las zonas de riesgo en los espacios de interfaz junto a los mismos vecinos y los educó sobre cómo prevenir los incendios, actividad en la que también se realizaron cortafuegos preventivos los que se continuarán construyendo en los próximos días. 

Por otro lado, la Brigada Central se trasladó hasta el santuario natural Parque Yerba Loca en la comuna de Lo Barnechea, para conversar con visitantes que acampaban y realizaban senderos en dicho lugar. Así, la comunidad aprendió a cómo prevenir el fuego y cómo actuar en caso de que ocurra un incendio. 

En la actividad, el jefe de la Brigada Central, Alfonso Quevedo, aseguró que “no sacamos nada siendo mil, dos mil o cien mil brigadistas, si las personas no ponen de su parte. Es tarea de todos ayudar a prevenir los incendios forestales, por eso es importante que todos conozcan cómo evitar que ocurran estas catástrofes”.

Finalmente, en conjunto con las Juntas de Vecinos de Lo Arcaya, Macul y San Vicente de Pirque, los expertos llevaron a cabo dos jornadas educativas en las que pudieron responder a dudas de los vecinos, entregar consejos y enseñarle cómo podar los árboles de sus parcelas, con el fin de evitar que en eventuales incendios el fuego se propague rápidamente hacia las copas.

Por otro lado, la brigada ha construido cortafuegos preventivos en diferentes cerros y parques de la región Metropolitana, como en cerros de San Carlos de Apoquindo, en Las Condes; en el Cerro del Medio, Parque Yerba Loca y la Plazoleta Negra de la curva 21 camino a Farellones, en Lo Barnechea; y en las próximas semanas lo hará en otras comunas como Renca, Pirque y Puente Alto.

 

A disposición de la Conaf

Si bien la prevención es una de las grandes misiones de la Brigada Central, el combate el su primer fin. Así, los brigadistas, acompañados de su carro bomba capaz de descargar 2 mil litros de agua, han trabajado estos dos últimos meses junto a la Conaf –quien los llama a combate- en incendios en San Vicente de Pirque, Casas Viejas de Puente Alto, y otro en La Pintana. 

Si bien la brigada tiene como misión combatir en la región Metropolitana, también está a disposición por si la Conaf requiere ayuda en otras regiones de la zona central, como lo fue en el caso del incendio en Lago Peñuelas, en Quilpué, en la región de Valparaíso.

Ahí, los brigadistas combatieron durante cinco días con el fin de ayudar a controlar las llamas que afectaron al bosque de esta reserva nacional, acompañados también por una brigada cisterna de CMPC que viajó desde San Javier, región del Maule.