octubre 27, 2020

Harina de avellana, maqui, murta, piñones y un sinfín de productos locales son la insignia en los platos que se preparan en el restaurante “Su Merced” de Cañete, región del Biobío, en Chile.

“Quisimos marcar la diferencia, con nuestro estilo propio, a través de nuestras preparaciones”, cuenta su dueña Mercedes Freire, razón por la que desde finales de 2018, junto a su familia, empezó a trabajar con productos de la zona, cien por ciento naturales, una vez inaugurado el restaurante.

Pero justo un año después de haberse aventurado en abrir su local gastronómico, vino el estallido social, situación que complicó a “Su Merced”, y meses después llegó la pandemia por coronavirus al país.

Así este restaurante pasó a recibir sólo un tercio de las ganancias que tenía previo a la crisis por Covid-19 y tuvo que reinventar su negocio, siendo uno de los primeros locales de la zona en ofrecer servicio de delivery.

“Hoy no podría decir cuál es nuestro plato principal porque hemos tenido que variar mucho nuestra carta para poder ofrecer servicio a domicilio. Las necesidades de la gente cambian cuando estamos en contextos como el actual, y si antes teníamos salmón a la plancha con salsa de camarones, o quinoa con vegetales, ahora hemos tenido que darle vuelta, pasando por ejemplo a ofrecer pizzas y empanadas de horno, pero siempre todo con una insignia de productos naturales”, cuenta la emprendedora.

Por otro lado, confiesa que “este es un emprendimiento totalmente familiar. Después de muchos años trabajando de manera dependiente en turismo y gastronomía, se transformó en un sueño poder tener algo propio. Me debo a mi y le debo a mi familia el esfuerzo necesario para que esto no se me vaya de las manos”.

Es por eso que Mercedes aceptó participar del programa Arriba Todos Juntos, iniciativa impulsada por la empresa CMPC que busca reactivar la economía local de comunas de las regiones del Biobío y La Araucanía, apoyando a pequeños y medianos comerciantes, emprendedores y gestores del turismo, a través de la entrega de kits sanitarios y señalética preventiva; capacitaciones para impulsar el desarrollo de negocios; y la reactivación turística de las zonas apoyadas por el proyecto.

Hoy, gracias a Arriba Todos Juntos, está lista para recibir a sus clientes de forma segura, cumpliendo con todas las medidas sanitarias, y continuar ofreciendo la carta tan variada que tenía previo a la pandemia.

“El hecho que CMPC haya decidido donar estos kits para nosotros es algo maravilloso, porque además de ser completo y grande, nos apoya mucho a nosotros y a los demás emprendimientos y PYMES a poder reactivarse de a poco y recibir clientes de manera segura. Venimos arrastrando hace mucho tiempo las consecuencias, y ha sido muy duro. Necesitamos avanzar”, confiesa Mercedes.  ¯