octubre 19, 2020

Alojarse rodeados de araucarias y un imponente paisaje rural son los principales atributos que ofrece el complejo Cabañas Alto Los Corrales, ubicado a dos kilómetros del Parque Nacional Nahuelbuta, en la comuna de Angol, región de La Araucanía, al sur de Chile, que cuenta con el mejor panorama para quienes necesitan conectarse con la naturaleza.

Este emprendimiento consta de dos cabañas y tinajas de madera que, junto a la acogedora atención de su dueña y administradora, Cecilia Lagos, puede hacer la diferencia en unos merecidos días de descanso. Lagos ha sacado adelante este proyecto familiar junto al apoyo de su esposo y tres hijos.

“Mis padres estuvieron relacionados al sector rural y campesino toda su vida, y mi sueño siempre fue tener un pedacito de tierra. Así que como familia ahorramos muchos años para hacer este emprendimiento y para la educación de mis hijos cuando entrarán en la universidad”, asegura.

La distribución de las responsabilidades son bastantes claras para el funcionamiento de este negocio: los hijos se encargan de toda la parte publicitaria, manejo de las redes sociales, entre otras labores digitales. Por su parte, Cecilia junto a su esposo dedican su tiempo a la mantención del lugar y la atención de sus huéspedes.

Este alojamiento ha ido de a poco creciendo. Comenzó con solo una cabaña y ahora están culminando la construcción de una segunda que “son para dejarlas bonitas y rústicas como a muchos les han encantado y que por eso también vuelven”, destaca Lagos como principal atributo de su hospedaje.

A pesar de que la mejor temporada para recibir turistas es desde noviembre a marzo, las Cabañas Alto Los Corrales no habían recibido huéspedes hasta agosto por efecto de la pandemia, que ha traído como consecuencia repensar los protocolos para reactivar el turismo.

Por ello, y tomando en cuenta este escenario, CMPC asumió este compromiso con la iniciativa Arriba Todos Juntos, que desde ese mes apoya a pequeños y medianos comerciantes, emprendedores y agentes del sector de turismo en 14 comunas de las regiones del Biobío y La Araucanía, con planes y protocolos de seguridad sanitaria que permitan la reactivación económica de manera segura y confiable.

La primera etapa de esta iniciativa, denominada “Preparándonos para Salir”, entregó en la comuna de Angol 15 kits de higiene compuestos por jabón líquido y alcohol gel con sus respectivos dispensadores, mascarillas, pañuelos desechables, toallas húmedas, bolsa de traperos húmedos y paños desechables, para emprendedores y locatarios.

A la fecha, este hospedaje está funcionando sólo los fines de semana, con visitantes de Angol y recibe hasta cinco personas, que deben cumplir con todos los protocolos sanitarios que también le fueron instruidos a través del programa Arriba Todos Juntos a varios emprendedores del sector turístico.

“Hasta el momento me ha resultado seguir trabajando. En mi servicio yo les hago ver que mi cuidado también es su cuidado, y viceversa. Entonces juntos debemos cuidarnos y eso lo valoran mucho igual”, indica Lagos. “Estamos felices por la donación de CMPC, porque producto de no haber tenido movimiento durante tanto tiempo, los recursos se gastaron. Uno compra productos en pequeñas cantidades, pero con el hecho de tener una mayor cantidad ahora nos da la seguridad de darle un servicio higiénico y sanitizado a todos los que se quieran hospedar”.