Cuidado del agua

Comprendemos que el agua es el elemento vital para la existencia de vida en nuestro planeta, razón por la cual destinamos nuestros mayores esfuerzos para contribuir a su cuidado durante sus operaciones productivas. Las plantaciones forestales cuentan con certificaciones internacionales de alto estándar respecto de la gestión de agua (ISO 14.001 y OHSAS 18.001) para resguardar la eficiencia e impacto ambiental en su uso.

La protección de las captaciones de agua es fundamental para el consumo de las comunidades locales, principalmente de vertientes. Esto implica esfuerzos por reducir constantemente el consumo, así como promover la reutilización y el reciclaje del recurso hídrico.

Los cursos permanentes de agua son conservados mediante franjas de terreno con vegetación nativa, lo que contribuye a mejorar su cantidad y calidad, dado que se minimiza el arrastre de sedimentos generados por las faenas forestales hacia los cauces.

Nos abastecemos, según el lugar de las operaciones, con aguas superficiales o subterráneas, y nuestras inversiones en esta materia están enfocadas tanto en disminuir el consumo como en alcanzar el pleno tratamiento de los recursos utilizados, logrando un progresivo avance en ambos objetivos.