abril 22, 2018

Puente Alto, en la zona sur oriente de la Región Metropolitana de Chile, era un sector rural en el que se cultivaba el trigo.

Ahí, en 1920, partió CMPC y sólo siete años después se formó el Sindicato Industrial Papelero, el primero de la empresa y con sus 90 años de vida es el más antiguo de Chile.

Eran tiempos en que las recién promulgadas “Leyes Sociales” y el “Código del Trabajo”, generaban tensión. De la bonanza de la minería del salitre ya no quedaba prácticamente nada y las condiciones laborales de muchos obreros bordeaban lo mínimo.

La agrupación de CMPC –hoy denominada Sindicato Número Uno Papeles Cordillera- tuvo su reunión de constitución la mañana del 25 de septiembre de 1927 y según el acta inaugural, su primer presidente fue Nolasco Cabello y tenía 60 miembros, los que pagaron una cuota de cotización sindical de 1 peso.

Largos años han pasado desde entonces. Hoy en CMPC contamos 53 organizaciones sindicales en los ocho países de Latinoamérica donde operamos.

De los 17 mil colaboradores que somos parte de la empresa, más de 12 mil están cubiertos por alguna de esas agrupaciones y una cifra casi idéntica, durante 2017, recibió algún tipo de capacitación.

Y para seguir mejorando el clima laboral y las relaciones al interior de la empresa, es que en CMPC nos sometemos a la evaluación de Great Place to Work, en donde hemos mejorado año a año. En 2017 logramos un 79% -tres puntos más que en 2016- de Clima Organizacional –que mide factores como “Orgullo”, “Confianza” y “Respeto” por el lugar de trabajo-, teniendo filiales como Forestal Mininco y Forsac en Perú que llegaron a 91% y 88%, respectivamente.